El Grupo Cajamar gana el 3,9% más apoyado en el crédito

08/11/2018

diarioabierto.es. El crédito a la clientela registra un aumento del 4,2% respecto a septiembre de 2017 y se sitúa en 28.432 millones de euros, y la nueva financiación a empresas, pequeños negocios y segmento agroalimentario crece el 10,4%.

Grupo Cooperativo Cajamar obtuvo un resultado neto consolidado de 70,02 millones de euros durante los nueve primeros meses de 2018, lo que supone un aumento del 3,9% respecto a las ganancias logradas durante el mismo periodo del ejercicio precedente, según informó la entidad en un comunicado.

La mejora del beneficio corresponde al avance del margen de intereses, que se elevó un 2,3%, sustentado en el aumento de la inversión crediticia sana, la buena gestión de activos y pasivos y a la contención de los gastos de explotación, que se redujeron un 6,9% por la optimización de la red comercial o la distribución de recursos de forma más eficiente, a pesar del entorno de bajos tipos de interés.

Los activos totales en balance aumentaron un 7% interanual, hasta los 42.718 millones de euros. Concretamente, los recursos minoristas de balance se elevaron un 5,6%, principalmente por el incremento en un 11,9% de los depósitos a la vista, mientras que los recursos de fuera de balance crecieron un 15,5% por el buen comportamiento de los fondos de inversión, que se anotaron un alza del 29,3%.

El crédito sano minorista registró un aumento del 4,2% hasta septiembre, situándose en 28.432 millones de euros, al tiempo que la nueva financiación a empresas, pequeños negocios y segmento agroalimentario creció un 10,4%.

De su lado, la tasa de morosidad bajó en 3,3 puntos porcentuales a cierre de septiembre respecto al mismo periodo del año anterior y se situó en el 8,24% tras el descenso de los activos dudosos del 28,8%, 1.063 millones de euros menos. Al mismo tiempo, el Grupo Cooperativo Cajamar redujo los activos adjudicados en un 10,2%, al haberse incrementado la venta de los mismos un 37,1%, por importe de unos 562 millones de euros.

Por último, el banco logró un incremento del coeficiente de solvencia en 1,39 puntos porcentuales, hasta situarse en el 14,13% a 30 de septiembre, respecto al 1 de enero de 2018, tras la aplicación de IFRS9, debido al fortalecimiento de los recursos propios computables, con un incremento del 7,1%, y a la disminución de los Activos Ponderados por Riesgo (APR).

También evolucionó positivamente la ratio CET1, que recoge los recursos propios de mayor calidad, alcanzando el 12,40% ‘phased-in’ y el 11,45% ‘fully loaded’, cumpliendo por tanto con todos los requerimientos exigidos por el BCE.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…