Sergio Ramos y la infanta Elena comparten aficiones

20/11/2018

Carmen Duerto.

El Salón Internacional del Caballo, SICAB, cierra su XVIII edición con un récord de visitas y también esperan, una vez cerrados los balances y las operaciones, que supere las operaciones económicas de años anteriores.

El año pasado, 2017, recibieron la visita de 237.000 personas con unas transacciones económicas de 47 millones, eso supone el 47 por ciento de las ventas anuales del total de España, según el presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos Españoles, ANCCE, José Juan Morales.

De una feria de la importancia del Salón del caballo, se beneficia toda la ciudad. A Sevilla, los siete días que dura el SICAB, le reporta unos 40 millones de beneficio. De ahí que sea para Andalucía, por detrás de la Semana Santa y la Feria de Sevilla, el mayor pulmón económico. SICAB, es la posibilidad de ver reunidos lo mejor de cada casa, más de 1000 caballos de Pura Raza Española, PRE, pasearse por 50.000 m2 entre 323 expositores, todos dedicados al mundo del caballo y asistir a demostraciones de doma de campo, doma vaquera o jornadas formativas en el llamado Campus SICAB.

También hay espacio para la crónica social porque uno de sus reclamos mediáticos, son los premios que la organización entrega el penúltimo día, antes de asistir a un espectáculo ecuestre. Este año el futbolista del Betis, Joaquín, la actriz y cantante Lolita González Flores, el torero El Juli y el chef Ramón Freixa han sido distinguidos por ANCCE por su trabajo y su cercanía con el caballo de pura raza española. Horas antes de cerrar la edición XXVIII de SICAB 2018, el futbolista del Real Madrid, Sergio Ramos, recibió la alegría que a veces el fútbol le niega, que su caballo Yucatán de Ramos, fuera nombrado campeón del mundo en la modalidad de morfología, eso significa que la dedicación del equino a semental se ha revalorizado por miles de euros. Resulta que el sevillano, posee una reconocida yeguada y que aprovecha SICAB para ponerla al día.

Otra de las novedades de esta edición ha sido el regreso de la infanta Elena, después de ocho años de ausencia, a sus instalaciones. Ella dejó de ser presidenta de honor de SICAB en deferencia a su hermano, que es quien ahora la detenta pero que nunca ha visitado el salón. La infanta recorrió las instalaciones, vió el recinto con las yeguas, asistió a un espectáculo de doma ecuestre del que reconoció la dificultad de las ejecuciones y después de despedirse de toda la junta directiva de ANCCE, salió a cenar con su amigo, el jinete sevillano Luis Astolfi. Era martes y no regresó esa noche a Madrid. 

 

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…