Bose Sleepbuds: tecnología para conciliar el sueño (o relajarse)

02/12/2018

Marta Villalba. Esta especie de auriculares enmascaran el ruido, por ejemplo, los ronquidos,  basándose en sonidos relajantes con la combinación de frecuencias adecuada.

En España, entre un 20 y un 48% de la población adulta ha tenido alguna vez problemas para conciliar o mantener el sueño, según la Sociedad Española de Neurología (SEN). Para evitar en la medida de lo posible que esto suceda, los expertos aconsejan seguir unas pautas de higiene del sueño. Entre ellas, apagar el smartphone o la tableta o incluso el televisor como poco una hora antes de acostarse. Porque en algunos estudios se ha comprobado que hacerlo puede alterar los ciclos de sueño.

Pero no toda la tecnología perjudica a la hora de irse a la cama. Alguna hasta ayuda a luchar contra este problema. Cada vez existen más gadgets para ello, como los auriculares Bose Sleepbuds, recién lanzados por la compañía experta en audio. Este invento no reproduce música como unos auriculares al uso. Para esto no sirven. Los sonidos (tranquilizantes) que se escuchan vienen ya cargados, y su función es enmascarar el ruido mediante una tecnología de bloqueo activo de ruido.

La idea es que cuando te los pongas no se oigan los ronquidos u otros ruidos que impiden conciliar el sueño, sino que escuchen sonidos placenteros y relajantes (oceáno, lluvia, cascada, altitud, manantial…). Aunque su volumen puede regularse, si, por ejemplo, el ronquido es muy alto, tal vez se oiga con los Bose Sleepbuds puestos porque no están diseñados para cancelar el ruido. Este gadget, además de para dormir, también sirve para aislarse de lo que te rodea y relajarte o concentrarte mientras trabajas.

“Funciona por la forma en que las diferentes frecuencias de sonido se combinan en el oído interno. Por tanto, si cada sonido cuenta con la combinación de frecuencias adecuada, y el sonido de bloqueo es algo más alto que el sonido desagradable, tanto el oído como el cerebro no detectarán este último, desvaneciéndose la percepción del ruido mientras el usuario va durmiéndose”, explica el fabricante.

La batería dura hasta 16 horas. Se recargan en un estuche específico. El usuario puede elegir el tiempo que quiere escuchar los agradables sonidos (toda la noche, 30 minutos, 45 minutos… o hasta 6 horas). Para usar los auriculares cada noche, se debe tener cerca el teléfono para que ambos conecten por bluetooth. Una vez vinculados, no es necesario tener el teléfono en la mesita de noche, funcionan perfectamente si te lo llevas a otra habitación. Es más, ni siquiera es necesario dejarlo encendido, lo puedes apagar.

Desde la app, aparte de configurar el apagado automático, se accede a la biblioteca de sonidos y a la información sobre el nivel de batería. Y, además, es posible programar una alarma. Por su diseño ergonómico y diminuto y su suavidad extrema, no molestan para dormir. Para que se acoplen perfectamente en la oreja, vienen tres tamaños de puntas StayHear+ Sleep (S/M/L). Unas aletas que se adaptan al pliegue de la oreja impiden que se muevan mientras duermes.

La caja-cargador de los Sleepbuds también cumple, tanto en diseño como en prestaciones, con la calidad que se espera de la marca Bose. Han pensado hasta en el último detalle y la base está reforzada con una goma antideslizante. E incluye una funda para transportarlos. Estos tapones tecnológicos se venden ya por 269 euros. Una inversión considerable que merecerá la pena si se descansa mejor.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando…