La banca española gana 11.199 millones a septiembre, un 11% más

05/12/2018

diarioabierto.es. Los bancos españoles obtienen un beneficio neto atribuido de 11.199 millones de euros entre los meses de enero y septiembre, lo que supone un incremento del 11% respecto al mismo periodo del año anterior.

Según los datos publicados este miércoles por la Asociación Española de Banca (AEB), este aumento se justifica principalmente por las menores necesidades de provisiones y los mejores resultados en ventas de activos no corrientes, entre los que figuran los inmuebles adjudicados, así como por la ligera disminución de los gastos de explotación en línea con la reducción del balance.

El beneficio antes de impuestos se elevó un 7,5%, hasta 19.108 millones, por la fuerte disminución de las necesidades de dotaciones y provisiones para insolvencias, las menores necesidades de saneamientos de otros activos y los mejores resultados obtenidos en ventas de activos no corrientes.

El margen bruto de la banca española disminuyó un 3,4% hasta septiembre, debido al comportamiento negativo de las diferencias de cambio y a la reducción de otros resultados de explotación. Por su parte, los gastos se redujeron un 1,2% y la ratio de eficiencia se estableció medio punto por debajo del 50%.

De su lado, la rentabilidad sobre fondos propios (ROE) fue del 7,4% al cierre del noveno mes del año, medio punto porcentual por encima de la obtenida en septiembre de 2017.

Tras restar el gasto por impuestos (+12,5%), el resultado consolidado aumentó un 5,6%, hasta 13.133 millones, y la rentabilidad sobre activos (ROA) se situó en el 0,69%, frente al 0,64% de un año antes.

El agregado de los balances consolidados de los grupos bancarios españoles se situó en 2,5 billones al cierre de septiembre de 2018, un 1,3% menos que un año antes.

Los saldos de créditos y depósitos de la clientela se mantuvieron en niveles similares a los del ejercicio precedente, tras ligeras reducciones del 0,5% anual, de forma que la ratio de créditos sobre depósitos permaneció en el 108%.

Por su parte, la morosidad bajó hasta el 4,3% en septiembre, frente al 4,7% de un año antes, con una cobertura superior al 67% de los saldos contabilizados en dudosos, lo que significa más de dos puntos porcentuales por encima de septiembre de 2017.

En línea con la tendencia experimentada durante los últimos ejercicios, la financiación mayorista tomada de bancos centrales y entidades de crédito se redujo hasta los 27.000 millones, un 40% menos que hace un año, lo que representa apenas el 1,1% del total del balance.

Finalmente, los fondos propios superaron los 200.000 millones (+3%), con lo que suponen ya más del 8% del total balance, y la ratio de solvencia se situó en el 11,17% en términos de CET1 ‘fully loaded’, 10 puntos básicos por encima de la obtenida un año antes.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…