España se incorporará al proyecto del futuro caza europeo del siglo XXI que impulsan Francia y Alemania

05/12/2018

diarioabierto.es. El coste de ser socio del programa se estima en unos 25 millones de euros para los próximos dos años. El proyecto tiene el objetivo de ser el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, como el Eurofighter y el Rafale.

España participará finalmente como socio de pleno derecho en el proyecto del futuro caza europeo del siglo XXI, más conocido como Sistema de Armas de Nueva Generación (NGWS), que impulsan Francia y Alemania, según han informado a Reuters fuentes del Gobierno alemán.

Este anuncio se produce después de que la ministra de Defensa, Margarita Robles, haya enviado sendas misivas a sus homólogas francesa y germana, Florence Parly y Ursula von der Leyen, trasladando el “firme interés” del Gobierno por formar parte de este proyecto e instando a París y Berlín a oficializar la incorporación española mediante la firma de una Carta de Intenciones (LOI, en sus siglas inglesas) o un Memorándum de Entendimiento (MOU) tripartitos.

Según ha avanzado el Gobierno alemán, la intención es firmar un Memorándum de Entendimiento trinacional en los márgenes de la celebración del Salón Aeronáutico de París, que tendrá lugar entre el 17 y el 23 de junio en el aeropuerto de Le Bourget, cerca de la capital francesa.

El coste de ser socio del programa se estima en unos 25 millones de euros para los próximos dos años. El proyecto nació el pasado mes de junio con el objetivo de ser el avión de combate de quinta generación que sustituya, a partir de 2040, a los cazas europeos en servicio, como el Eurofighter y el Rafale.

En la actualidad existen dos proyectos que aspiran a ser el eurocaza del siglo XXI: el programa franco-alemán y el británico Tempest, al que se han sumado Holanda e Italia. Ante esta situación, el Ministerio de Defensa “tiene el convencimiento” de que ambos programas acabarán fusionándose, dada la ingente inversión que requiere su desarrollo.

Sin embargo, hasta que llegue esa fusión, “y con el interés de participar en el proyecto desde su fase inicial”, España ha decidido sumarse al proyecto de París y Berlín.

El futuro caza europeo está concebido como un avión de combate con piloto desarrollado para operar conjuntamente con un enjambre de drones que harán de plataformas de armamento y sensores avanzados. A su vez, el NGWS se integrará en una panoplia (el Sistema de Combate Aéreo Futuro o FCAS) de la que forman parte el dron de media altitud y largo alcance (MALE, en el que España participa con un 23%), satélites o misiles de crucero.

En los próximos años, antes de 2025, el Ejército del Aire debe sustituir los 20 cazas estadounidenses F-18 desplegados en la base de Gando (Canarias); y hacia 2030, los 65 restantes.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…