Banca March descarta un cambio de ciclo económico y una burbuja tecnológica

17/12/2018

Miguel Ángel Valero. Joan Bonet, director de Estrategias de Mercados, recomienda invertior en renta variable, incrementando la exposición a sectores defensivos, como salud o energía, y moderar el carácter cíclico de las carteras.

El crecimiento de la economía mundial experimentará una desaceleración gradual hasta el 3,4% el año que viene, pero, según el equipo de Estrategia de Mercados de Banca March, no implicará el final del ciclo expansivo. Joan Bonet, director de Estrategia de Mercados de la entidad, admite que en junio de 2019 el ciclo actual en Estados Unidos se convertirá en el más largo de la historia, pero precisa que la recuperación de la economía ha sido mucho más moderada que en ciclos expansivos pasados. Además, tanto en Europa como en Japón el ciclo tiene recorrido. La experiencia demuestra que los ciclos no mueren por el mero hecho de que sean muy largos. El mensaje de Banca March es claro: “el final del ciclo no ha llegado todavía”.

El ciclo económico actual presenta características únicas, como una mayor deuda global, balances de los bancos centrales expandidos y reducidas tasas de inflación. Pero también “una pobre recuperación” de la productividad.  “A pesar de la realidad de un ciclo maduro en Estados Unidos y del incremento de la incertidumbre política, sus indicadores de ciclo todavía asignan bajas posibilidades a que se produzca una recesión en los próximos meses”, asegura Bonet.

La entidad espera entre dos y tres subidas adicionales por parte de la Fed a lo largo de 2019, “alcanzándose los tipos neutrales a finales de año”. El BCE comenzará las subidas tras el verano, inicialmente el tipo de la facilidad de depósito (actualmente en el -0,4%) y luego el de refinanciación, “entre finales de año y principios de 2020”.

“La Reserva Federal aun tiene bastante margen de maniobra, mientras que habrá que ver qué efecto tiene el fin de las compras de bonos a partir de 2019 por parte del BCE”, señala Bonet.

Los tipos de interés reales se mantendrán negativos en Europa y el diferencial de tipos con el dólar aumentará a lo largo del año

Este discurso optimista de Banca March no está exento de advertencias sobre el  deterioro de las condiciones de financiación y el riesgo geopolítico. Sobre la guerra comercial entre Estados Unidos y China, Bonet espera que las tensiones se vayan relajando a lo largo del próximo ejercicio, y que hay más medidas de estímulo fiscal por parte del país asiático.Un escenario de Brexit duro “contraería el PIB británico más de un 2% en 2020 y cercenaría cerca de un 0,2% a la economía española”.

El equipo de Estrategia de Banca March proyecta un leve retroceso de la actividad económica en España, con un crecimiento estimado del 2,3% para el año que viene, frente al 2,5% esperado para 2018. Pero continúa significativamente por encima del crecimiento medio previsto para la Unión Europea, 1,6%. La demanda interna continuará actuando como uno de los principales soportes del crecimiento económico en España. Bonet precisa que todavía hay ajustes internos pendientes en relación con los desequilibrios fiscales en el sector público.

Volatilidad elevada

“La combinación de una desaceleración económica, la normalización monetaria y el riesgo geopolítico mantendrán la volatilidad elevada”, advierten en Banca March. La renta variable es el activo que ofrece mayor potencial, especialmente se si se reduce el componente cíclico.

Los expertos de Estrategia de Mercados consideran que Europa y países emergentes presentan más potencial debido a su valoración. Sin embargo, debido a la incertidumbre política europea en los primeros meses de 2019, identifican oportunidades de compra en Estados Unidos, tras las recientes correcciones. Entre los mercados emergentes, ven potencial en Asia, que consideran ha sido objeto de una penalización excesiva.

Recomiendan incrementar la exposición a sectores defensivos, como salud o energía. Respecto al sector tecnológico no identifican señales de burbuja dada la elevada contribución de los beneficios de las compañías a los índices. A pesar de su carácter cíclico y tras las recientes caídas sufridas por los mercados estadounidense y asiático, consideran que existe una oportunidad de compra.

También aconsejan mantener la exposición en el sector financiero europeo a la espera de la subida de tipos en la segunda mitad del año, ya que “es una de las mejores alternativas en el medio plazo”.

En renta fija, defienden mantener duraciones cortas, tener mayor cautela en bonos corporativos, “no dejarse llevar por las rentabilidades adicionales del crédito”, y reducir ‘high yiled’ frente a renta variable. “La renta fija emergente en divisa fuerte es el activo más interesante dentro de los bonos”, destacan en Banca March.

En el mercado de divisas, consideran que los niveles actuales del dólar son excesivos y que en los próximos meses el deterioro de los déficits de Estados Unidos  ofrecerá mejores oportunidades de compra.

En definitiva, Banca March está “positiva” en liquidez, alternativos, renta fija emergente, renta variable europea y emergente, y “muy negativa” en renta fija y en deuda soberana, tanto la de alta calidad (triple A) como la de los periféricos.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.