El Banco de España vislumbra un ciclo expansivo del crédito, pero no toma medidas

20/12/2018

Miguel Ángel Valero. El supervisor ha decidido mantener en el 0% el porcentaje del colchón de capital anticíclico aplicable a las exposiciones crediticias ubicadas en España durante el primer trimestre de 2019.

El Banco de España ha decidido mantener en el 0% el porcentaje del colchón de capital anticíclico aplicable a las exposiciones crediticias ubicadas en España durante el primer trimestre de 2019.

Se trata de un instrumento macroprudencial que hace que las entidades de crédito acumulen un colchón de capital durante los períodos de crecimiento excesivo del crédito para ser utilizado en la fase de corrección siguiente.

Este colchón permite reforzar la solvencia del sistema durante las expansiones crediticias, que es cuando habitualmente se acumulan los riesgos, para poder hacer frente a su posterior materialización, mitigando la disminución del flujo de crédito nuevo que pudiera ocasionar. En consecuencia, este instrumento contribuye a la suavización del ciclo crediticio.

El análisis de los indicadores de alerta de riesgo sistémico cíclico “no revela un crecimiento excesivo generalizado del crédito en España”, por lo que este diagnóstico es consistente con el mantenimiento del colchón en el 0%.

La última información disponible, referida a junio de 2018, muestra que la brecha crédito-PIB (indicador que mide la desviación de la ratio de crédito total sobre PIB respecto a su tendencia de largo plazo) registra un valor de -47,9 puntos, cifra que se encuentra muy por debajo del nivel de 2 puntos que, de acuerdo con la directriz del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, sigue el Banco de España como referencia para la activación de este instrumento.

El Banco de España reconoce que la brecha crédito-PIB presenta “importantes limitaciones estadísticas”. Y por eso monitoriza un amplio abanico de indicadores y modelos estadísticos que permitan sintetizar la información macro-financiera disponible, de forma que las señales de alerta sobre desequilibrios financieros cíclicos puedan ser detectadas con suficiente antelación.

Los indicadores centrales complementarios son la intensidad de crédito (variación del crédito en porcentaje del PIB), los desequilibrios de precios en el sector inmobiliario, el servicio de la deuda de empresas y hogares, y el saldo de la balanza por cuenta corriente en relación al PIB.

“Aunque estos indicadores sugieren que el ciclo crediticio está acercándose al comienzo de una fase de expansión, en la actualidad todavía se sitúan por debajo de los umbrales de riesgo”, indican en el Banco de España.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+3 puntos, 3 votos)

Cargando…