Carlos Díaz Güell cuenta «la historia oculta de El Corte Inglés»

20/12/2018

Miguel Ángel Valero. Sólo el 2,6% de las empresas familiares alcanza la cuarta generación, avisa el veterano periodista.

Carlos Díaz Güell afirma, en la presentación de «La historia oculta de El Corte Inglés’» (Dlibros, 316 páginas), que  únicamente el 2,6% alcanza el cuarto nivel del ciclo generacional. La obra narra las circunstancias que han rodeado a la sucesión por el poder entre los herederos del mayor grupo español de distribución en España. «No es un libro de  prensa rosa ni del corazón», precisa el veterano periodista.

«Trata de desentrañar los problemas que sufre una empresa familiar en su cuarta generación», añade. «No han pasado tres años desde que fue nombrado Dimas Gimeno como el cuarto presidente de la compañía y, durante ese tiempo, las intrigas, ambiciones y tensiones familiares han sido las protagonistas, así que cabe hacerse esta pregunta: ¿pasará El Corte Inglés a formar parte de estas estadísticas?», se pregunta el autor.

La obra traslada a los lectores a los orígenes del grupo, gestados desde La Habana (Cuba) por su fundador, el asturiano César Rodríguez, y continuados por su sobrino Ramón Areces, que da nombre a la Fundación creada en 1976, actual propietaria del más del 37% de la compañía. A éste le sucedió su también sobrino Isidoro Álvarez, y por cuarta vez se repitió el modelo cuando éste nombró como su sucesor al frente de la empresa a su sobrino Dimas Gimeno. Sin embargo, el pasado 25 de agosto, éste decidió dejar de formar parte del Consejo de Administración de El Corte Inglés.

“Todos y cada uno de los presidentes de El Corte Inglés dejaron constancia de su voluntad sobre quién debía sucederlos, la persona elegida para regir los destinos de la prestigiosa marca del triángulo verde y negro. Así ha sido hasta ahora, hasta que irrumpieron en escena las hijas adoptivas del último presidente, Isidoro Álvarez, dispuestas no sólo a acabar con la tradición y la voluntad de su padre legal, sino a jugarse el todo por el todo, incluso el futuro de un proyecto empresarial, para conseguir un poder que su progenitor, pese a nombrarlas herederas universales, no quiso que pilotaran».

Así comienza un libro que habla de ambiciones, de traiciones, de reparto de poderes y de riquezas, de guerras intestinas y de rechazo a todo lo que oliera a cambio, en una historia truculenta de una saga familiar que el autor califica como “el Falcon Crest hispano”. «No es una pelea por modelos de negocio, sino por el poder», subraya Carlos Díaz Güell, que rechaza que el libro tome partido por Dimas Gimeno.

«De continuar así las cosas, El Corte Inglés es carne de juzgado, algo que sería demoledor para la imagen de estos grandes almacebes y haría un daño incalculable a la empresa que ha sido santo y señala de la economía española», defiende el autor.

«Desde hace 50 años, El Corte Inglés ha sido la compañía de referencia de la economía española, y muchos son los intereses comerciales, económicos e incluso políticos que circulan alrededor de la marca. No obstante, el factor humano es el que cambia el rumbo de las empresas familiares. Por tanto, habrá que estar muy atentos al desenlace de este “culebrón” cuyo final está aún por escribir», señala Carlos Díaz Güell

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.