La fundación Adsis trabaja para recuperar a una juventud atrapada al otro lado de la pantalla

24/12/2018

Óscar Lorenzo, coordinador. La Asociación Española de Fundaciones ha premiado nuestro esfuerzo.

Imagen: Tim Gouw (unplash.com).

Las adicciones sin sustancias se han convertido en un fenómeno mediático con la llegada de las tecnologías y, sobre todo, a partir de la irrupción de los videojuegos y las apuestas deportivas online. Las casas de apuestas virtuales y su publicidad han invadido las televisiones y todos los medios de comunicación. Atletas, deportistas, actores y personalidades públicas aparecen en las publicidades de juegos y casas de apuestas con total normalidad, banalizando un fenómeno que esconde muchos riesgos. A esto se suma la proliferación de casas de apuestas de fácil acceso para menores.

A nadie se le escapa que el juego forma parte de nuestras vidas, es algo con gran valor cultural, es nuestro primer gran medio de socialización. Las personas jóvenes se acercan al juego y a otras prácticas que en esencia son positivas y gratificantes y terminan encontrándose atrapadas en un verdadero infierno: las adicciones sin sustancias.

La sociedad española ha evolucionado mucho en la atención y rehabilitación de personas afectadas por las adicciones con sustancias (alcohol, drogas, etc.), sin embargo, las personas con adicciones comportamentales (tecnología, compras, sexo, etc.) aún no cuentan con la comprensión ni sensibilidad social. Falta apoyo institucional para las entidades que trabajamos en pro de su prevención y rehabilitación.

Imagen: Rawpixel (obenida en unsplash.com).

Los cambios culturales desde la irrupción de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación), han invertido los modos de jugar y socializarse de las nuevas generaciones. Para éstas, emplear mucho tiempo en actividades relacionadas con Internet o con dispositivos móviles no supone riesgos. Pero cada vez son más los menores de edad y jóvenes que se ven afectados por estas adicciones y padecen problemas de salud, problemas escolares, sociales o laborales, así como alteraciones en el funcionamiento psicológico y conductual.  Adolescentes y jóvenes afectados presentan síntomas de dependencia que les lleva a pensar, hablar y relacionarse solo a través del juego o la tecnología. Por ello, la sociedad y las administraciones nos enfrentamos a un gran reto: cómo prevenir e intervenir las adicciones comportamentales.

Prevenir y reducir tecnoadicciones
Es por ello que frente a la dificultad de la población joven para autogenerar alternativas de ocio tecnológico saludable, y debido al aumento del uso desmedido de conductas adictivas hacia las tecnologías, el centro Aluesa de la Fundación Adsis, situado en Las Palmas de Gran Canarias y especializado en la prevención y rehabilitación de las adicciones sin sustancias desde hace casi dos décadas, viene trabajando desde 2016 en un innovador proyecto denominado Espacio Digital Itinerante 3.0.

El objetivo de este proyecto es la prevención y la reducción de las tecnoadicciones en jóvenes y adolescentes. Para ello se utiliza el propio entorno digital 3.0 como un medio para prevenir y reducir este tipo de patologías. Se trata de ampliar el uso de los dispositivos, de la red y otras aplicaciones para dotarlas de un sentido más humano, social y medioambiental. Es decir, de que los jóvenes y adolescentes tengan una relación positiva con las tecnologías.

La intervención la realizamos en los institutos, que son los lugares naturales de socialización de los jóvenes, donde detectamos cuál es la relación actual que tienen con sus dispositivos. Les dotamos de espacios que denominamos Aulas Digitales Itinerantes en los que les ofrecemos talleres formativos para favorecer la utilización de la tecnología como fuente de colaboración y enriquecimiento. En esta intervención también implicamos además del profesorado, a los padres y madres de los jóvenes para trabajar de manera global esta problemática. En concreto, en el curso 2017/2018 hemos podido trabajar con 1.507 jóvenes, con 34 padres y madres y con 25 centros educativos en total.

kpokPara muchos jóvenes, jugar en la Red es una vía de escape a problemas o las utilizan como única alternativa al tiempo libre y de ocio sin control parental. Imagen: Tim Gouw (unplash.com).Los resultados obtenidos demuestran que las jóvenes presentan mayores tasas de adicción y problemas de uso relacionados con los móviles y las redes sociales (Instagram y Snapchat) y los jóvenes con juegos online en mayor porcentaje. Se detectan índices de hasta el 12% de adicciones a los videojuegos y juegos en red, del 8% de adicciones a Internet y del 6% a los móviles. La tendencia mayoritaria les lleva a reconocer que usan más de tres horas al día los dispositivos tecnológicos y la Red para combatir el aburrimiento. Es para muchos una vía de escape a problemas o las utilizan como única alternativa al tiempo libre y de ocio sin control parental.

Premio a la Innovación Social 2018
Espacio Digital Itinerante 3.0 acaba de recibir el premio a la Innovación Social 2018 por parte de la Asociación Española de Fundaciones. El proyecto propone una intervención precoz para jóvenes y adolescentes que presentan adicción y también preventiva para quienes solo presentan uso abusivo.  Podemos confirmar que se trata de un programa exitoso, dado que se han obtenido mejoras importantes en los indicadores de adicción a Internet en 5 puntos, y de 3, en el teléfono móvil y videojuegos. Esta reducción de los indicadores de adicción a través de una intervención que propone un uso en positivo de la tecnología nos permite afirmar que es la utilización competitiva, aislada y consumista, que promueven algunas empresas, la que potencia los efectos adictivos de la tecnología. Es, por tanto, responsabilidad de todos y todas preservar y proteger a nuestros jóvenes y adolescentes de conductas negativas, fomentando siempre el uso de las tecnologías con fines educativos y de crecimiento personal para que no queden atrapados “al otro lado de la pantalla”.

 

Óscar Lorenzo, coordinador de la Fundación Adsis en Canarias.

Óscar Lorenzo Lorenzo es coordinador de proyectos de Fundación Adsis en Canarias. Responsable del Centro Aluesa, especializado en la prevención y rehabilitación de adicciones comportamentales o sin sustancias, también es director de los centros de atención diurna del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para menores en riesgo. Lorenzo es psicólogo, terapeuta familiar por la Federación Española de Asociaciones de Terapia Familiar (FEATF) y técnico experto en integración sociolaboral de personas con trastorno mental.


Más información
.- Fundación Adsis en Facebook
.- Seguir en Twitter a @FundacionAdsis y a @oscar_lorenz
.- Canal de YouTube de la Fundación Adsis
.- Fundación Adsis en LinkedIn

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…