El calor de la locura

08/01/2019

Luis Picabia. Jeff Tweedy, con “Warm”, y Stranglers, con “La Folie”, arropan su introversión  y narcisismo.

Jeff Tweedy: el genio reticente a serlo
-La nueva obra en solitario del líder de Wilco se mueve entre la paranoia, la alegría y la tristeza de vivir

Sin temor a equivocarnos, se puede decir que nunca más saldrá un Dylan, un Neil Young o un Van Morrison de las filas del pop rock. Aunque solo fuera, que no lo es, porque las actuales circunstancias son muy diferentes a las que existían cuando ellos aparecieron en todo su esplendor. Sin embargo, hay algunos que se les acercan. Por ejemplo, Elvis Costello y también Jeff Tweedy, el líder de Wilco.

Tweedy, sin embargo, se resiste a sentarse en el olimpo de los dioses rockeros. Su timidez, su reticencia a ser manejado por la industria y su frágil salud, no le acompañan para adentrarse por la senda de los absolutamente grandes. Aun así, de cuando en vez, da muestras de su genialidad compositiva y vocal y edita álbumes con su banda o en solitario que te dejan con la boca y los oídos bien abiertos. Pasa con el recién publicado “Warm”, un álbum hermosísimo,  cargado de referencias autobiográficas, y relativas a su intimismo, introversión y narcisismo.

También hacia el temor a la muerte de los suyos. Su mujer padece un cáncer del que está siendo tratada. Hay temas que hablan de la alegría de vivir y otros de la tristeza que este hecho conlleva. Pero el resumen es melancólico. Lo deja ver en su penúltima canción. Una  maravilla titulada “Warm (when the sun had died)”, una joya engarzada con una guitarra de hilos de oro. Un tema que une la clarividencia de Dylan, la ternura de Young y la sensibilidad de Morrison. Está bien comenzar 2019 de la mano de Tweedy.

Sello: dBpm. Precio: 12. Discografía (en solitario): “Chelsea Walls”, “Sukierae”, “Together At Last”. Influido por: Dylan, Young, Jay Farrar. Influye en: Hello Friends, Jay Farrar, Doug Tuttle.

Stranglers: la paranoia entre el post punk y la nueva ola
-Se reedita La Folie, unos de sus discos más infravalorados

El grupo británico The Stranglers nació en plena época punk. Su vestimenta y su actitud también lo eran. No así su música, una especia de lúgubre paranoia entre la nueva ola y el post punk, estilo que ellos y Damned originaron.

El disco que mejor refleja esa dicotomía es el titulado, muy acertadamente, “La Folie”. Un álbum editado en 1981 que sufrió grandes críticas por su indefinición y que hizo que los seguidores que más admiraban su componente post punk de los tres primeros álbumes le dieran la espalda.  Fue infravalorado. De todas formas, su canción “Golden Brown”, un panegírico hacia la heroína y hacia una chica, alcanzó el número dos de las listas inglesas.

La nueva reedición –hubo otra en 2001-, trae el álbum original con ocho bonus tracks, un libro de treinta y dos páginas, letras iniciales, nuevas fotos y amplios comentarios sobre los siete primeros álbumes del grupo y sus portadas primigenias. Un placer para los seguidores de la parte más nueva olera y menos post punk de Stranglers y una ocasión para revisarlo

Sello: EMI. Precio: 5. Discografía esencial: “IV (Rattus Norvegicus)”, “No More Heroes”, “Feline”. Influidos por: Damned, Doors, Kinks. Influyen en: Damned, Slint, New Order.

¿Te ha parecido interesante?

(+13 puntos, 13 votos)

Cargando…