Alcoa propone la continuidad de las fundiciones de Aviles y A Coruña y 200 puestos de trabajo

10/01/2019

diarioabierto.es. La propuesta incluye el apagado ordenado de las cubas activas de las líneas de electrólisis  para que queden en las condiciones óptimas para su re-arranque, por si algún inversor estuviera interesado y amplía el periodo de búsqueda de inversores y compradores que puedan hacerse cargo de las plantas o proporcionar alternativas de reindustrialización hasta el 30 de junio de 2019.

La dirección de Alcoa ha presentado este jueves a los representantes de los trabajadores, en el marco de la mesa de negociación del periodo de consultas, una propuesta que contempla el mantenimiento de parte de la actividad de las plantas de Avilés y A Coruña,  garantizando la continuidad de un número importante de puestos de trabajo, y el apagado ordenado de las cubas activas de las líneas de electrólisis  para que queden en las condiciones óptimas para su re-arranque, por si algún inversor estuviera interesado durante un período de tiempo, respondiendo así a la solicitud del gobierno y de los representantes de los trabajadores de ampliar el tiempo para que puedan encontrarse alternativas de venta.

La propuesta de Alcoa prevé la continuidad de las fundiciones de Avilés y A Coruña y la torre de pastas de A Coruña. Aunque estas instalaciones son deficitarias, la compañía las mantendría garantizando con ello la continuidad de aproximadamente 200 puestos de trabajo.

Alcoa amplía asimismo el periodo de búsqueda de inversores y compradores que puedan hacerse cargo de las plantas o proporcionar alternativas de reindustrialización hasta el 30 de junio de 2019. Para facilitar este proceso, y con la colaboración de los trabajadores, se efectuaría la parada ordenada de la actividad de las cubas electrolíticas de tal manera que un posible comprador tuviera la posibilidad de re-arrancarlas. El cierre de las cubas se llevaría a cabo en un periodo aproximado de 30 días.

Desde la finalización de la parada programada y ordenada de la actividad de las cubas hasta el 30 de junio de 2019, los trabajadores que no estén afectos a las fundiciones y la torre de pasta o personal administrativo o de mantenimiento que sea necesario para mantener esta actividad, se incluirán en un ERTE (regulación de empleo temporal), con el fin de dar tiempo a la búsqueda de posibles inversores o adquirentes.

La Empresa propone además, en el marco de este periodo de consultas, que finaliza el próximo 15 de enero, un Plan Social, que incluirá en prejubilaciones (planes de rentas), mecanismos de recolocación e indemnizaciones superiores a las ofrecidas al inicio del periodo de consultas, además de planes de recolocación externa y convenios especiales. Los contratos temporales percibirían igualmente la indemnización que se acuerde en el Plan Social.

Mecanismos de recolocaciones internas

Pese a las dificultades, Alcoa quiere poner en valor que ha configurado una propuesta para tratar de mantener empleo mediante recolocaciones internas.

Para ello prevé la apertura de un proceso para que los empleados interesados que soliciten la incorporación a Aluminio Español San Ciprián en vacantes que puedan surgir derivadas de un Plan de bajas voluntarias incentivadas a empleados con mayor edad.

Además concreta su oferta a los empleados de San Ciprián con edad de 57 o más años (a 31 de diciembre de 2018) de baja voluntaria y el abono de un plan de rentas. Las extinciones de los contratos de dicho personal por mutuo acuerdo generarán vacantes a las que optarán optar empleados de Coruña y Avilés (dentro de los mismos grupos funcionales).

Y, por último, la propuesta de la compañía sería que las personas con mayor antigüedad y que no sean prejubilables tengan preferencia en las recolocaciones.

Junto a ello, la elaboración de un esquema de planes de rentas (llamados prejubilaciones) a los empleados que cuenten con una edad cercana a la jubilación, al objeto de facilitar su transición a dicha situación y minimizar el perjuicio que les puede ocasionar el despido colectivo. La propuesta consistiría en: aplicables a todos los empleados de Coruña y Avilés de 57 años o más a 31 de diciembre de 2018, así como un complemento que, sumado a la prestación por desempleo, en su caso, alcance un porcentaje de 70% de la retribución neta, hasta los 63 años de edad.

Por lo que respecta a la indemnización se ofrece para el personal no recolocado o no incluido en el plan de rentas, una indemnización equivalente a 45 días de salario por año de servicios con el límite de 24 mensualidades.

En el documento hecho público por el grupo también se explica que la empresa suscribirá un plan de recolocación externa a través de Lee Hecht Harrison, una empresa de recolocación debidamente autorizada y de reconocido prestigio, por periodo de seis meses.

Las condiciones que se acuerden en el Plan Social se aplicarían, si a 30 de junio de 2019, no se han transmitido las plantas mediante una sucesión de empresa o una compra de acciones. Esto permitiría, en el caso de que no hubiera una transmisión, dar seguridad y tranquilidad a los empleados del paquete social que recibirían.

De esta forma, concluye el documento, Alcoa ha modificado su propuesta inicial y sigue trabajando con el espíritu de preservar el mayor número de trabajos posibles, mitigando así el impacto del proceso y facilitar así un acuerdo que sea beneficioso para ambas partes.

Por último, el grupo subrya que todas las propuestas están sujetas, vinculadas y condicionadas a que se alcance un acuerdo en el periodo de consultas que concluye el 15 de enero de 2019.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.