El repunte de la inmigración eleva el potencial de crecimiento, según el Banco de España

11/01/2019

Luis M. del Amo. La población inmigrante crecerá un 4% en diez años, frente al descenso del 1% anteriormente pronosticado por el INE.

La “fuerte” corrección en las previsiones sobre población del INE obligan a revisar también las cifras sobre el potencial de crecimiento, advirtió hoy el Banco de España. Una revisión que viene derivada especialmente por un cambio de tendencia en las salidas de inmigrantes en 2018. Según esta revisión, la próxima década se cerrará con un 4% más de inmigrantes, frente al descenso del 1% anteriormente pronosticado.

En España viven hoy 46,7 millones de personas, unas 200.000 más que hace un año, con datos de julio del año pasado de la estadística sobre Cifras de Población que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE). El repunte en el saldo migratorio, consecuencia sobre todo de una menor salida de inmigrantes – y no de nuevas llegadas – ha frenado la caída poblacional en un país donde mueren cada año más personas que las que nacen actualmente.

La revisión de estas previsiones eleva en siete millones del número de habitantes para 2050, hasta los 50 millones. Este mayor crecimiento de la población, en relación con lo previsto en 2016, “debería traducirse en un mayor potencial de crecimiento de la economía”, afirma Pilar Cuadrado, autora del informe del Banco de España.

Aunque las previsiones chocan con las de otras fuentes, y a pesar del leve incremento previsto en la tasa de fertilidad, lo que está claro es que la tasa de dependencia – definida como la relación entre la población mayor de 66 años, y el colectivo en edad de trabajar – sufrirá un “acusado aumento en los próximos 30 años”, concluye el informe.

Crecen un 5% los extranjeros

El informe del Banco de España repasa diversas estadísticas en relación a la población aparecidas en los últimos meses. En 2018, el avance en la población se produjo exclusivamente entre el colectivo de extranjeros, que experimentó un crecimiento anual del 5%, según los datos de Cifras de Población del INE que destaca el Banco de España.

El repunte de foráneos, producto más de las menores salidas del país, elevó el peso de la población extranjera hasta el 10%, medio punto más que el año anterior, aunque aún lejos del 11,6% alcanzado antes de la crisis.

Los extranjeros tienen una media de edad de 36,4 años, frente a las 43,4 años de la población española.

El año pasado se frenaron en seco las salidas de España de los extranjeros. En 2017 estas salidas crecieron un 12,5%; sin embargo, el pasado 2018, el número de salidas cayó un 10%. Aunque las entradas también cayeron – algo menos que el año anterior: un 8,2% –, la diferencia entre entradas y salidas arroja un saldo positivo de 244.000 nuevos extranjeros en 2018.

Fuerte revisión al alza de la previsión hasta 2028

La revisión de las predicciones del INE elevan la población un 4% entre 2018 y 2028, lo cual supone una “fuerte” revisión al alza con respecto a las anteriores estimaciones del INE, que proyectaban un retroceso del 1%, subraya el Banco de España.

Además estas previsiones se han trasladado al colectivo en edad de trabajar. Este mayor crecimiento de la población, en relación a lo previsto en 2016, se trasladaría a un mayor crecimiento potencial de la economía, concluye el supervisor.

Aunque discrepan a más largo plazo, las previsiones del INE para los próximos 10 años coinciden con las de otras fuentes como la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.