“La mayor inyección de la historia” para las pensiones: 153.864 millones

11/01/2019

diarioabierto.es. El incremento del 6,2% del gasto en esta partida se debe, entre otros factores, a la subida que han experimentado las pensiones en un 1,6% con carácter general y en un 3% en el caso de las pensiones mínimas y no contributivas.

El Gobierno destinará este año 153.864 millones de euros a pensiones, cifra que supone un incremento del 6,2% respecto a 2018 y supone “la mayor de la historia”, según la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. La Seguridad Social recibirá, además del préstamo ya anunciado, una transferencia adicional del Estado por valor de 850 millones de euros.

Esta transferencia, para la cual ha sido necesario “ajustar” otras partidas, se debe al hecho de que, al no relajarse el objetivo de déficit, la Seguridad Social perderá el margen de dos décimas que habría ganado con la senda planteada por el Gobierno socialista.

Muchas de las propuestas que se están haciendo para mejorar las cuentas de la Seguridad Social pasan por que el Estado asuma el coste de algunas prestaciones no contributivas que actualmente paga el sistema, absorbiendo así parte de su déficit.

“Las cuentas de la Seguridad Social probablemente tendrán menos competencia en algunas materias para que sea el Estado la que las financie”, indica Montero.

El incremento del gasto en pensiones en 2019 se debe, entre otros factores, a la subida que han experimentado las pensiones en un 1,6% con carácter general y en un 3% en el caso de las pensiones mínimas y no contributivas.

La base reguladora de la pensión de viudedad para personas sin otros ingresos ha subido este año desde el 56% al 60%, lo que implica un aumento de la pensión cercano al 7%.

Paga compensatoria en febrero

La ministra de Hacienda resalta que en la nómina de febrero os pensionistas cobrarán la paga compensatoria por la desviación de precios en 2018 respecto a lo que subieron sus pensiones a principios de año (1,6% con carácter general y 3% en el caso de las mínimas y no contributivas).

Para calcular este paga, el Gobierno utilizará en esta ocasión el promedio del IPC entre noviembre de 2018 y diciembre de 2017 (el 1,7%), por lo que habrá que compensarles por la décima de desviación sobre el 1,6%, lo que tendrá un coste de unos 256 millones de euros para las arcas públicas.

En el proyecto de Presupuestos figura un gasto destinado al desempleo de 18.402 millones de euros, lo que supone un 4% más que el año anterior, a pesar de la disminución del número de parados. Para el fomento del empleo se contemplan 5.985 millones de euros, un 4,7% más. Otros 14.393 millones se destinan a subsidios de incapacidad temporal, riesgo de embarazo, maternidad y paternidad.
I

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…