Un recorrido por hoteles muy especiales

31/01/2019

Carmela Díaz.

Una de las claves en la planificación de cualquier viaje es la elección del alojamiento. Hay hoteles que por sus especiales características o por su historia merecen una visita por sí mismos. Por eso el buscador hotelscan.com/es ha seleccionado algunos establecimientos donde podrás disfrutar de experiencias únicas.

  • El más grande. Comenzamos por MGM de Las Vegas con sus más de seis mil habitaciones. También cuenta con restaurantes mundialmente galardonados como el Joel Robuchon, especializado en alta cocina francesa, el asador Tom Colicchio’s Craftsteak o el Morimoto, que prepara cocina japonesa creativa. El entretenimiento viene de la mano del Cirque du Soleil con su espectáculo KÀ, una producción que incluye acróbatas, artes marciales, marionetas y pirotecnia. Hay que tener en cuenta que el título de hotel más grande del mundo le será arrebatado por el Abraj Kudai que actualmente se está construyendo en La Meca con diez mil habitaciones, setenta restaurantes, cuatro helipuertos y la cúpula más grande del mundo.

 

  • Sin miedo a las alturas. El Gevora en Dubái ocupa el puesto número uno en cuanto a hoteles más altos del mundo con sus setenta y cinco pisos y sus 356 metros, uno más que el JW Marriott Marquis ubicado en la misma ciudad. Cada planta cuenta con mayordomo propio. Sus cinco restaurantes ofrecen una gran variedad de ambientes y cocinas y el lujo comienza desde sus puertas giratorias del lobby. ¡Están revestidas de oro macizo!

  • El más antiguo. El japonés Nishiyama Onsen Keiunkan, situado cerca del Monte Fuji ha sido regentado nada más y nada menos que por 52 generaciones de una misma familia. Sus habitaciones están decoradas al estilo tradicional japonés. Es especialmente popular por los beneficios de sus aguas termales que atrajeron en el pasado los famosos samuráis en épocas de guerra para curar sus heridas y sus problemas musculares. Sus más de mil años de antigüedad encierran muchos secretos e historias.

  • El más caro. Al menos el que ofrece la habitación más cara: se trata de la suite imperial del President Wilson en Ginebra, Suiza, en la que podríamos pasar la noche por unos 71.670 euros. Esta suite ocupa la totalidad de la octava planta del hotel y consta de 12 habitaciones, 12 baños de mármol llenos de productos Hermès, una impresionante terraza con vistas al lago Leman y al Mont-Blanc, ascensor propio, una sala de estudio, un vestidor, un comedor con capacidad para 26 personas, un salón de más de doscientos metros con una mesa de billar 1930 Brunswick y un piano de cola Steinway, una biblioteca con una colección de libros antiguos, ventanas a prueba de balas y servicios de evacuación en helicóptero. Además, la estancia incluye chef, mayordomo, chófer y asistente personal.

  • Para tiritar. El histórico Ice Hotel en Jukkasjärvi, Suecia, construido con bloques de hielo que se derriten cada primavera y son reconstruidos cada invierno se puede considerar el hotel más gélido del mundo, aunque también ofrece habitaciones con calefacción. Las habitaciones frías tienen una temperatura de entre -5 y -8 grados y cada una de ellas tiene una temática individual única, con muebles de hielo esculpidos a mano por artistas internacionales. Las habitaciones incluyen camas exclusivas Carpe Diem con sacos de dormir térmicos y mantas de piel de reno.

  • Bajo el mar. El Conrad Maldives Rangali Island en las Maldivas está diseñando una suite que permitirá a los huéspedes dormir bajo el agua. Se trata de la primera habitación de este tipo que se establecerá en aguas oceánicas reales en lugar de acuarios artificiales, como tienen otros hoteles. Su nombre es Muraka (que significa «coral» en Dhivehi, el idioma local) y tiene dos pisos; el superior flotará sobre el agua mientras que la planta baja está sumergida a más de cinco metros por debajo de la superficie del océano.

  • En España contamos con el más estrecho. Se encuentra en el barrio granadino del Realejo y su nombre lo saca de la calle donde se encuentra: Molinos. Cuenta con nueve habitaciones repartidas en tres plantas sin ascensor, debido a que en sus poco más de cinco metros de anchura máxima no cabe. Es tan estrecho que el mostrador de la recepción es utilizado como cafetería.

¿Te ha parecido interesante?

(+17 puntos, 17 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.