Lo que aprendí de mi hijo con trastorno del espectro autista también te sirve a ti

13/02/2019

Viviana Fernández-Pico, empresaria. ¿Por qué todos los niños merecen ser tratados como autistas?

Hace una semana La esfera de los libros publicó mi tercer libro Te dibujaré una armadura, una obra autobiográfica y poética en la que relato la relación que tengo con mi hijo de diez años diagnosticado de trastorno del espectro autista (TEA). Unos días más tarde una periodista me preguntó en una entrevista por qué había escrito este libro y qué podía recomendar a otros padres en mi misma situación. No espero cambiar el mundo, aunque sí echo en falta una sociedad más tolerante, respetuosa y con más empatía.

Creo que mi libro puede abrir los ojos a mucha gente ajena a esta realidad cada vez más común, pero mi motivo fue más egoísta, soy escritora y necesitaba crear una historia con todo lo que estaba sintiendo y viviendo, sacarlo fuera, airearlo y, de paso, salir del armario. Todos tenemos un armario del que salir y yo decidí abandonar el mío abruptamente y gritándolo a los cuatro vientos. Mi respuesta a su segunda pregunta fue algo tan sencillo que quizá desmerezca mi libro “querer a su hijo y demostrárselo, decírselo, abrazarlo, darle una infancia feliz, recuerdos positivos, y un entorno seguro, una rutina sana. Esto es lo que necesita cualquier niño, con TEA o sin esta patología”.

En mi libro comento distintas terapias, clásicas y alternativas, los apoyos de logopedia, de psicomotricidad, por supuesto hay profesores especializados, pruebas médicas, medicinas para paliar algunos síntomas, neurólogos, psiquiatras, dietas, diversas metodologías de aprendizaje. Hay muchos recursos a nuestro alcance para intentar sacar lo mejor de nuestros niños y es nuestra obligación recurrir a ellos (evitando los timos, que también los hay, y que pueden perjudicar a nuestros hijos además de a nuestra cartera) pero no debemos perder de vista que los pequeños necesitan sobre todo sentirse queridos, felices y a salvo.

Como caballos de Troya
El aprendizaje lúdico es más rápido y dura más tiempo. Justo lo contrario de aquel dicho popular de que “la letra con sangre entra”. En niños con TEA e intereses restringidos es muy obvio, debemos colarnos en su mundo utilizando aquello que más les gusta, cual caballo de Troya. ¿Acaso no nos pasa a todos un poco lo mismo? Yo personalmente recuerdo mejor los libros y las películas que más me han emocionado ¿Vosotros no? Y la ciencia ya ha demostrado el estrecho vínculo entre la memoria y los sentimientos.  Un niño que se siente seguro y valorado en el hogar será menos vulnerable e influenciable fuera de él. Nuestra personalidad y nuestros traumas se forjan en la infancia, debemos poner mucha atención a esta época en la que nuestros hijos son como el barro húmedo que podemos modelar durante poco tiempo hasta que su forma sea ya inflexible y definitiva. La infancia será el paraíso o la cárcel a la que volveremos recurrentemente en nuestra vida adulta.

Vivimos en un mundo en constante cambio y lleno de incertidumbre. No podemos saber lo que el futuro deparará a nuestros hijos, por eso debemos aferrarnos a la única verdad irrefutable en su crianza; invertir en apego, en comunicación y en amor, es una apuesta segura para ellos. Además, estos recursos aumentan a medida que se usan. Seamos generosos.

Viviana Fernández-Pico, periodista y fundadora de la zapateria digital Lolita Blu.

Viviana Fernández-Pico (@viviana_pico, en Twitter,  y @vivianafernandezpico, en Instagram) es licenciada en Periodismo, por la Universidad San Pablo CEU, en Traducción e Interpretación, por la Universidad Pontificia de Comillas-ICADE. Mención de honor en Marketing Digital, por la IE Business School, es también traductora jurado de inglés. Desempeñó diversos trabajos en marketing y comunicación en Haití, Luxemburgo y Madrid, hasta la fundación de su empresa Lolita Blu, en 2012. Recibió el Premio Mujer Empresaria 2017, en la categoría pyme, otorgado por la Asociación Española de Mujeres Empresarias (ASEME). Autora de las novelas Taradas (2010) y La voluptuosidad de la tristeza (2012), acaba de publicar Te dibujaré una armadura (La Esfera de Los Libros, 2019).

 

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.