Quico Cadaval: Con el cuento por bandera

01/03/2019

Luis M. del Amo. El narrador gallego triunfa en el ciclo ‘Poética contemporánea’ del Teatro Fernán Gómez de Madrid.

Poco importa si lo cuentos de Quico Cadaval sucedieron alguna vez en realidad. Lo importante, según nos ilustra Javier Marías, es que pudieron suceder. Y así, dentro de esta premisa – que vale para toda la narrativa – enmarca el gallego su fastuoso espectáculo de narración oral, programado por el municipal Teatro Fernán Gómez de Madrid dentro de su ciclo ‘Poéticas contemporáneas’.

Entre bromas y veras, Cadaval va asentando a su público dentro de su espectáculo, y a si mismo en las tripas de la narración que tiene como territorio su Galicia natal, y que la sesión del pasado mes de enero tuvo como preludio el muy urbanita show de Los Peligro, un magnífico dúo de poesía humorística – compuesto por Sergio C. Fanjul y Liliana Peligro, que hicieron reír con su humor inteligente al público congregado en la sala madrileña para escuchar sus historias sobre en torno a la precariedad del trabajo digital.

Cadaval es otra cosa. Donde Los Peligro ponen inteligencia, el gallego pone a toda la Humanidad. Solo así cabe leer el espectáculo de Quico Cadaval, que obra el milagro de abrir bajo el asfalto de la Plaza de Colón una ventana a un mundo milenario, y en trance de desaparición. Un mundo que pueblan campesinos, bromistas impenitentes, guardias civiles, en inestable equilibrio con cerdos, vacas y bueyes.

Un prodigio y una ocasión singular de adentrarse en el arte de la narración oral que practicaron nuestros ancestros sin la menor intención de profesionalidad, y con la única meta de aprender unos de otros, y enseñarse a sí mismos.

El ciclo, dedicado a los artistas, no solo poetas, cuya obra atesore algunos aspectos que quepa enmarcar en este rubro, continúa el próximo 26 de marzo con Violeta Gil y Laura Sam & Nazareno, también en programa doble.

Muy recomendable.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.