Feliciano me trae el zumo a la cama

06/03/2019

Carmen Duerto.

Sandra Gago

Sandra Gago

Sandra Gago, en el año y medio que lleva en la vida de Feliciano López, ni ha pintado ni ha cambiado el colchón de la casa de “Feli” que ahora comparten y en la que el tenista vivió su corto y convulso matrimonio con Alba  Carrillo. Para la modelo y futura licenciada en periodismo, Alba Carrillo, es como si no existiera “no me corresponde a mí hablar de ello y de las cosas que se dicen no me entero ni del 80 por ciento” y por más que Sandra, sea sometida a un tercer grado periodístico por su boca no sale ni el nombre de Alba “todo lo que sea anterior a mediados de 2017 no existe”.

Sandra Gago

Está terminando periodismo en la universidad Francisco de Vitoria en Madrid y quiere completarlo en octubre con un breve máster en organización de eventos porque en un futuro quiere montar su empresa “no soy una mujer florero”. Es embajadora del nuevo coche híbrido Evoque de Land Rover con etiqueta eco para poder aparcar por todo Madrid “así dejaran de multarme porque a veces se me olvida poner el papelito, pero he de decir que yo conduzco mejor que Feli y que me gusta pisarle, cuando está permitido”. Por cierto, que el tenista conduce un Land Rover Sport. Sandra, no se quita su anillo de compromiso desde el día en el que su prometido le pidió matrimonio. La joya es un diseño del propio tenista, que contó con la ayuda de un gemólogo para encontrar un espectacular y enorme brillante de varios quilates de peso que mandó engarzar a un joyero. Ella reconoce que aún no le ha regalado nada y que cuando Feliciano le pidió matrimonio no tuvo dudas “cuando estás bien con una persona no te lo piensas y no me da miedo de que venga de un matrimonio fracasado o que tenga fama de mujeriego, ¿a qué hombre no le gustan las mujeres?. Mis padres me ven feliz y eso es lo que les importa. Desde el minuto uno que nos conocimos en París comenzamos a viajar por el mundo y a vivir juntos. Feli me da tranquilidad, me mima mucho y me trae el zumo de naranja a la cama”.

Ha habido compromiso de boda “pero el cómo, dónde y cuándo, ha sido íntimo y me lo guardo para los dos”.

De momento, existe la intención y cuentan con una organizadora de bodas, pero no saben la fecha concreta del enlace, que estará marcada por el calendario deportivo de Feliciano.

Lo que sí tiene claro, Sandra, es que el vestido será “sencillo porque me gusta vestir así y no tendrá guiños al tenis (como tuvo el de Alba Carrillo), tampoco sé si llevaré velo pero sí que será blanco. Mi padre será el padrino y será bodorrio porque somos una familia muy grande y nos apetece invitar a todos y por supuesto, entre los testigos estarán los amigos que nos presentaron”.

Que sea por la iglesia o por lo civil, de momento, es secundario porque “aún Feliciano no ha pedido la nulidad matrimonial. De momento vamos a disfrutar de la vida y luego, pensaremos en los niños”.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.