Somos imparables

08/03/2019

Maite Vázquez del Río.

Segundo año consecutivo de sembrar las calles de España de color morado. Hacerse visible una vez al año no es suficiente. Un año antes la mujeres españolas se convirtieron en altavoz de todas las mujeres del mundo. La multitudinaria manifestación celebrada en Madrid aquel día fue portada en la mayoría de los periódicos y televisiones de todo el mundo. El objetivo para 2019 era superar aquella imagen, y se ha logrado, convirtiéndose en el símbolo de una lucha que ya es imparable.

¿Qué ha pasado en este año transcurrido? La gota que colmó el vaso fue la sentencia de “La Manada” y en este año han surgido más “manadas” como la última de Sabadell. ¿Se denuncian más violaciones en grupo o es que a los hombres que violan en grupo les da igual? Ha seguido aumentando el número de mujeres muertas en manos de sus maridos o compañeros… Eso sí cada vez se reconoce más la brecha salarial y los años que tardará en subsanarse, y hasta aparecen explicaciones aun más machistas de que si no cobramos más es porque ni por razonamiento ni habilidades nos lo merecemos, como ha asegurado la CEOE. Y hasta sabemos lo que supondría igualar salarios (el 35% del PIB mundial, lo ha dicho una mujer con poder, Christine Lagarde)…

En España más de seis millones de mujeres se han movilizado este 8-M, según aseguran UGT y CCOO, las organizaciones sindicales que llevan décadas celebrando este 8-M, sin apenas repercusión más allá de la felicitación y algunos actos de celebración, y el permanente reconocimiento de que no son igual los salarios de los hombres que los de las mujeres como si en la negociación de los convencios colectivos no se hubiera podido arreglar hace ya mucho tiempo esa brecha o, al menos, reducirla. Pero esta vez lo explican como si las mujeres hubieran hecho caso a su llamamiento… una convocatoria que solo han realizado las organizaciones feministas, que no quieren implicaciones ni políticas ni sindicales ni de nadie que no sean ellas.

Y claro está, los partidos políticos que también se quieren apuntar el tanto, justo a la vuelta de la esquina de las elecciones generales. Tanto los que se reivindican feministas como aquellos que se tildan de feministas liberales o aquellos para quienes la igualdad no es posible porque siempre seremos inferiores. Cada uno se retrata y todos intentan aprovecharse para rentabilizar más votos que es lo que les interesa.

A todos se les olvida que en España hay más mujeres que hombres y pese a ser mayoría no nos sentimos en igualdad de condiciones respecto a los que son menos en número. Una situación injusta repleta de injusticias, porque las mujeres tenemos que seguir luchando por nuestros derechos, porque ante igualdad de condiciones ante un empleo, siempre será el candidato y no la candidata el que será seleccionado.

Solo pedimos igualdad, no para quitar a los hombres nada, sino para que nos traten como a iguales en el hogar, en el trabajo, en la calle. Pedimos que se haga algo contra la violencia machista, porque los hombres siguen pegando y hasta matándonos y pedimos el mismo salario ante el mismo trabajo, porque ser mujer no es trabajar menos ni peor.

Con días como hoy… ¡somos imparables!

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.