El Banco de España pronostica que la nueva Ley Hipotecaria endurecerá el acceso al crédito

14/03/2019

Miguel Ángel Valero. La norma contribuirá "a reducir la inseguridad jurídica y la elevada litigiosidad actual", lo que "debería redundar en una mayor actividad crediticia y en un mejor funcionamiento del segmento hipotecario", señala el supervisor.  // La Ley reguladora de los Contratos de Crédito Inmobiliario 

Un análisis del Banco de España sobre la reforma hipotecaria, que se plasmará en la Ley reguladora de los Contratos Inmobiliarios y que supone la transposición de una Directiva que busca “avanzar en la integración de los mercados hipotecarios europeos”, pronostica un incremento de “la competencia procedente de operadores tanto nacionales como europeos” al elevar la transparencia y estandarizar el formato de su contratación. Al mismo tiempo, también reduce las comisiones que ahora soportarán los clientes en las subrogaciones para permitirles cambiar su hipoteca a otro banco.

No obstante, precisa  que los impactos sobre los costes de financiación de esta competencia serán “moderados”, ya que “España no se sitúa, en la mayoría de segmentos, entre los países con niveles de tipos más elevados”. El precio de una hipoteca figura entre los más bajos dentro de Europa para préstamos hasta los 10 años de amortización, aunque supera a la media en plazos superiores.

También augura el Banco de España un endurecimiento de las condiciones en la concesión ya que la nueva Ley encarece su producción al obligar a la banca a asumir los costes de notarios, gestorías y el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, y a aumentar sus gastos al introducir más exigencias en el proceso de comercialización para mejorar su transparencia o al limitar la reclamación de la deuda impagada.

“El retraso en la recuperación de la deuda impagada para los prestamistas podría traducirse en un serio endurecimiento de las condiciones crediticias, sobre todo en las aplicadas a los deudores de mayor perfil de riesgo”, subraya el análisis del Banco de España.

La banca ya no podrá iniciar una ejecución hipotecaria cuando se acumulen tres cuotas sucesivas de impagos sino que deberá esperar a que la deuda supere el 3% del capital concedido o sume 12 cuotas mensuales si los impagos se declaran en la primera mitad de vida del préstamo, o alcance el 7% del capital o 15 cuotas si es en la segunda mitad.

El Banco de España calcula la banca tendrá que esperar a partir de ahora más de tres meses para lanzar el proceso, aunque el plazo concreto dependerá de tipo de interés aplicado al préstamo, el plazo de vida residual y de la parte que haya amortizado.

Cualquier endurecimiento de las condiciones de concesión “dependerá también del impacto en la dirección contraria asociada a la posible mayor competencia y al descenso de la incertidumbre jurídica”, precisa el análisis del Banco de España.

Éste subraya que el reforzamiento de la información disponible en la fase precontractual y las normas fijadas para los casos de vencimientos y reembolsos anticipados contribuirán “a reducir la inseguridad jurídica y la elevada litigiosidad actual en este mercado”. Esto “debería redundar en una mayor actividad crediticia y en un mejor funcionamiento del segmento hipotecario”, concluye el análisis del Banco de España.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.