El expresidente de Sacyr propone en la junta del BBVA un comité especial que coordine la investigación

15/03/2019

diarioabierto.es. El presidente del BBVA, Carlos Torres, replica que las cuestiones planteadas por Luis del Rivero como accionista de la entidad "no son objeto" del orden del día.

En la junta del BBVA, intervinieron 14 accionistas, que exigieron al presidente del banco, Carlos Torres, y al de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento Normativo, José Manuel Tordecilla, explicaciones sobre el escándalo del espionaje. Torres precisa que  su explicación está “limitada” dada la judicialización del caso.

Tordecilla revela que a raíz de las noticias que aparecieron en los medios se convocó una reunión extraordinaria de la Comisión el 18 de enero. “En ella se nos informó de los hechos conocidos por la entidad hasta esa fecha y la Comisión asumió la supervisión de la investigación. El esclarecimiento de los hechos es un elemento esencial para poder elevar al consejo de administración las propuestas que en su caso correspondan”, explica.

El presidente de Sacyr en el momento del asalto al BBVA, Luis del Rivero, intervino en la junta como accionista. Afirma que si en aquel momento hubieran recibido el apoyo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el asalto al BBVA “hubiera triunfado”. Critica que una de las personas que dificultó la operación, Jaime Caruana, entonces gobernador del Banco de España, se siente en el consejo de administración del BBVA, fichado por “uno de sus grandes amigos”, el expresidente Francisco González.

Del Rivero acusa a González de mentir, ya que no fue una operación política. “Si en algún solo momento el Gobierno hubiera apoyado la propuesta, la operación hubiera triunfado”, insiste. Su propuesta de entrar en el BBVA fue apoyado por 81 de las 82 familias fundadoras, y afirma que hasta el expresidente Emilio Ybarra asistió a una reunión sobre esta operación.

El expresidente de Sacyr señala que desde que Francisco González entró en el BBVA, el valor de la acción ha caído un 32%, mientras cobraba más de 250 millones de euros, frente a los 75 millones del entonces presidente del Santander, Emilio Botín (ya fallecido). Critica la compra del banco en Turquía y que el entonces presidente del BBVA se negara a vender la filial en Venezuela por 1.100 millones de euros, cuando ahora su valor en libros es de 75 millones.

Del Rivero ha enviado una carta a los 59 fondos presentes en el capital de BBVA proponiendo la creación de un comité especial que coordine la investigación sobre el espionaje y que “debería estar integrado por personas que anteriormente fueran presidentes y consejeros delegados de entidades financieras de primer orden”.

El presidente del BBVA, Carlos Torres, replica que las cuestiones planteadas por el accionista “no son objeto” del orden del día.

Insatisfecho con la cotización

Torres responde a otras intervenciones de accionistas admitiendo no estar satisfecho con el precio actual de la acción, que cree que no refleja el valor intrínseco de la entidad. Pero precisa que la evolución de la acción de BBVA fue similar a la que experimentaron sus comparables europeos.

A lo largo de 2018, los títulos de BBVA se desplomaron en Bolsa un 34,83%, hasta 4,63 euros, aunque en lo que va de año la acción ha incrementado un 15,14% su valor, hasta cerrar la sesión del 15 de marzo en 5,373 euros al subir el 1,72%.

“La evolución en 2019 hasta la fecha es buena, la acción ha subido el doble que el sector europeo bancario y aquí tienen que ver en parte los buenos resultados del año, que ponen de manifiesto la resistencia de BBVA ante momentos complejos, y el valor de nuestro modelo de negocio diversificado”, señala Torres, que subraya que la entidad continuará trabajando en incrementar el valor contable del banco y en que esa mejora se refleje en el precio de la acción.

Las representaciones sindicales y otros accionistas que han intervenido en la junta han mostrado su disconformidad con una política de remuneraciones “millonaria”, que consideran que debería ser más comedida, y han reclamado actualizar y revisar los beneficios sociales de la plantilla.

Torres ha respondido que BBVA es una empresa “preocupada por las personas, por su desarrollo profesional y por estar en permanente diálogo abierto”. “Es responsabilidad de todos que se alcancen buenos resultados y de ser eficiente, lo que es garantía para la empresa y da mayor seguridad para los trabajadores”, añade.

Sobre la diversidad de género, reconoce que aún “falta mucho camino por recorrer”, sobre todo en los puestos de alta dirección. “Apostamos por estos valores, es algo positivo, bueno para el equipo y para el negocio”, recalca.

La junta ha aprobado la reelección de Carlos Torres como consejero ejecutivo de la entidad con un 98% de votos a favor. La del consejero Subir Kumar Japoor, con un 99%. También el 99% ha votado a favor de la ratificación y nombramiento del consejero delegado del banco, Onur Genç.

Se han aprobado las cuentas anuales y los informes de gestión del BBVA y del grupo consolidado correspondientes al ejercicio 2018, con un 99% de votos a favor, así como el estado de la información no financiera o de la gestión social (97%). La delegación al consejo también ha contado con el 99% de los votos.

La política de remuneraciones de los consejeros ha contado con el 95% de los votos. Y con el 98%, el nivel máximo de remuneración variable para los empleados cuya actividad incida en el riesgo de la entidad.

Con un 99% de votos a favor, los accionistas también han dado el visto bueno al pago de un dividendo complementario en efectivo de 0,16 euros brutos con cargo al ejercicio 2018, el 7% más que un año antes. Con esta retribución complementaria, el dividendo total del año 2018 ascenderá a 0,26 euros brutos, con un ‘pay out’ del 37% del beneficio, excluyendo la venta de BBVA Chile.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.