La luz del recuerdo de la infancia

22/03/2019

Miguel Ángel Valero. Judith Jáuregui va mostrando en su último trabajo la música de Debussy a través de su vinculación con Falla, Liszt, Chopin y Mompou.

Presenta Judith Jáuregui su ultimo trabajo, «Pour le Tombeau de Claude Debussy. Live fromm Vienna», en el coqueto Club Matador de Madrid. Es impresionante ver su rostro sonrorado mientras acaricia el piano para extraer de él las notas del homenaje a Claude Debussy que realizó en marzo de 1918 Manuel de Falla, inicialmente para guitarra, luego arreglada para piano

La pianista de San Sebastián ya sorprendió (al menos a quien esto suscribe) con «Aura«, su tercera obra, donde proponía una sugerente travesía, un viaje circular a través del impresionismo musical con tres compositores, nacionalidades y momentos históricos muy diferentes: Frank Liszt, Claude Debussy y Frederic Mompou.

Como en «Aura», en la que aparecen tambén estos compsitores (más Manuel de Falla, y Fréderic Chopin), la última obra de Jáuregui es una música que invita al recogimento, pero también al análisis de todos los estados de ánimo que ésta es capaz de suscitar, desde la máxima agitación o desesperación a la explosión de la belleza más lírica.

«Pour le Tombeau de Claude Debussy» es todo un homenaje al que es uno de los compositores de referencia de Judith Járuregui. La pianista suele recordar que Debussy decía que «con cualquier atardecer uno podía soñar y uno podía hacer música». Pero ese homenaje a Debussy lleva el sello personal de la pianista, porque ella no oculta que «un disco es siempre una parte de tu biografía». y eso es precisamente lo más interesante de esta obra.

El gran atractivo de este trabajo es que la pianista donostiarra nos va descubriendo  la figura y, sobre todo, la música de Debussy a través de su vinculación con Falla, Liszt, Chopin y Mompou.

Así, Judith Járegui propone La «Ballade nº 2», que es una de las muestras de que el compositor húngaro vive en la primavera de 1853 posiblemente en su mejor momento creativo.

Luego nos lleva al homenajeado. Debussy aparece con obras muy diferentes. «Estampes» refleja la fascinación por lo éxotico; «Pagodes», por el mundo oriental, que el compositor atisba en la Exposición Universal de París de 1900; «La Soirée dans Grenade», por los colores del atardecer de la ciudad de La Alhambra; «Jardins sous la pluie», por los sonidos de  la lluvia, desde las tintineantes gotas hasta la torrencial que recuerda al diluvio universal.

Mientras, «L’Isle joyeuse» habla de la seducción del mar que Debussy y su amada Emma Bardac descubren en el verano de 1904 en la isla de Jersey. Un mar que se mezcla con la visión de «Embarcamiento a Cítera», el cuadro de Watteau que retrata la isla que vió nacer a Afrodita, la diosa del amor y del placer.

No en vano, Debussy proclama que la música es «un arte al aire libre, como los elementos, el viento, el cielo, el mar», y que quiere «sacarla de ciertas tradiciones estériles que la ahogan».

La pianista graba este trabajo en Viena el 4 de octubre de 2018. Precisamente en la ciudad imperial, pero muchísimos años antes, en 1834, Chopin escribe «Grande Polonaise Brillante op. 22», un gran baile heroico, lleno de bravura, sin dejar de ser elegante, que se enriquece unos años más tarde con el «Andante Spianato».

Judith Jáuregui acierta al tocar primero esa pieza, porque es una introducción en la que Chopin invita a hacer un momento de recogimiento, necesario antes de la exaltación de la Gran Polonesa Brillante. La belleza de la sencillez abre la puerta a la irrupción de la epifanía del espíritu de la brava heroicidad en forma de baile.

Este viaje, que se antoja muy corto, pese a que incluye 10 piezas de cinco compositores distintos, termina en «Jeunes filles au jardin», de Federico Mompou, que lleva al oyente a la calidez de la luz que desprende el recuerdo de la infancia.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.