Música feroz

29/03/2019

Luis Picabia. Cloud Nothings y Hante enseñan sus colmillos artísticos con dos obras radicales.

Cloud Nothings muestran, de nuevo, sus colmillos

-Su álbum abre una senda más feroz al punk pop

La banda de punk pop, Cloud Nothings, se permitió hace un par de años abrir un paréntesis en su veloz carrera por afianzarse en el podio de los grandes del emo punk y se sacó de la manga un álbum más pop, tranquilo y optimista que todo lo que habían hecho hasta el momento.

Pero ese periodo de languidez ha durado poco. Acaban de editar “Last Building Burning”, un álbum cargado de guitarras y batería feroces y de la rabiosa voz de su líder Dylan Baldy, que rompe su garganta con gritos que remueven el alma. El mismo ha dicho que le ha vuelto la obsesión por la energía y se nota y mucho en esas guitarras tan abrasivas y veloces.

Piezas tan ariscas y subyugantes como “On An Edge”, “Offer and End” y “Another Way of Life”, atraen como el lobo a Caperucita. Incluso en los pequeños grandes momentos de bajar el pistón, logran melodías tan apabullantes como las de “So Right to Clean”, “Leave Him Now” o “Disoluttion”, una puesta al día del vértigo que, en su momento, supuso “The Forest” de The Cure. Ambas canciones te hacen pensar que los colmillos del lobo van a salir detrás de uno de esos árboles oscuros creados por la mente de dos genios, Robert Smith y Dylan Baldy.

Sello: Wichita. Precio: 15. Discografía: “Turning Out”, “Attack in Memory”, “Here and Nowhere Else”. Influidos por: Leatherface; UK Subs, 999. Influyen en: Black Lips, Not Scientist, Dune Rats                                                                       —–

Hante: Los sintetizadores como religión

-Nuevo disco y buenos conciertos para presentarlo

Hante es el proyecto en solitario de Hélene de Thoury, una artista con experiencias en bandas como Minuite Machine y Phosphor. En estos días acaba de publicar su nueva obra “Fierce” con la que trata de mostrar el lado feroz de los sintetizadores, a los que adora como si fueran iconos de una nueva religión

“Fierce” es un álbum dominado por un sonido frio, sintético, triste, oscuro y muy intenso. En el que parece que, en cualquier momento, Robert Smith de The Cure hará los coros a Helene de Thoury o que los alemanes Kraftwerk, o incluso Tangerine Dream, van a unir sus sintetizadores a los de Hante. De los que hace una auténtica religión.

Su carrera está repleta de éxitos que se plasman en muchas iniciativas. Así, películas, como su colaboración en el thriller, “Replace” de Norbert Keil. O su unión a Marble Slave y Fragrance o los apoyos que presta a bandas como Kill Shelter a la que acompaña en “Damage”, su último álbum.  Hace pocos días, HANTE demostró en directo en Madrid y Barcelona su talento a la hora de expulsar de sus sintetizadores aullidos de lobo o lamentos de perro atropellado. Todo muy intenso y feroz.

Sello: Synth Religion. Precio: 14. Discografía: “Her Fall and Rise”, This Fog That Never Ends”, “Between Hope and Danger”. Influidos por: Cure, Joy Division, Tangerine Dream

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.