Demasiadas cosas que no cuadran

18/07/2011

M. L.. 18-07-2011

Nueva jornada bajista pero, al igual que en Europa, tras una apertura muy negativa el mercado se estabilizó y logró recuperar niveles que se antojan importantes, en especial los 1.300 puntos del S&P 500. Las incertidumbres se mantienen y el dinero brilla por su ausencia porque hay demasiadas cosas que no cuadran.

No cuadra que con la que está cayendo en Europa y si es cierto que en Estados Unidos andan preocupados por la crisis europea de la deuda los índices no bajen más. Hace sólo un mes, con una situación menos crítica que la que se expone públicamente ahora, el S&P 500 se acercaba peligrosamente a los 1.250 puntos y hoy está más de 50 puntos por encima.

No cuadra que si tan preocupados están por la elevación del techo de deuda americano, ante las evidencias de que van a bajar el rating americano y que los plazos se echan literalmente encima, los índices no se hayan despeñado.

Tampoco cuadra que el euro no se debilite frente al dólar si la situación es tan complicada como nos cuentan, más aún ahora que Bernanke ha puesto la imprenta de los dólares en «stand by» tras el fin de la QE2.

No cuadra que el petróleo no se encuentre mucho más barato con las alarmantes previsiones de ralentización del crecimiento (cuando no algo peor) con las que nos bombardean un día sí y otro también. Cierto que la situación en Libia puede contribuir a mantener artificialmente los precios en estos niveles, pero no es menos cierto que el petróleo es especialmente sensible a cualquier cambio de escenario en el crecimiento y no se ha notado apenas.

Todas las informaciones van en el sentido de un mercado bajista y, en cambio, los índices americanos se encargan a diario de desmentirlo. Es cierto que recortan, pero no es menos cierto que no tienen nada que ver estos recortes con los que cabría suponer de una situación real como la que se está «pintando». Para muestra, un botón: miren el Ibex y el Mibtel si quieren ver índices al borde del ataque de nervgios y comparen con el Dow o el S&P 500. Parecen la noche y el día.

No cuadra tampoco que no haya pánico. Hay momentos de bajadas en picado, sobre todo en el periodo que se coincide con los mercados europeos abiertos, pero siempre los índices americanos logran reorganizarse y plantar cara. Dije hace unos días que si tienen que caer caerán, pero que parecen dispuestos a vender cara su piel. Y siguen en ello.

Y para mayor «ataque de nervios», los republicanos amenazan con forzar una votación en el Congreso para obligar a Obama a recortar donde ellos quieren y elevar el techo de deuda. El presidente estadounidense ya ha anunciado que vetará la votación que, por otra parte, no sería refrendada en un Senado de mayoría demócrata y dónde los republicanos parecen más dispuestos a negociar que en la Cámara de Representantes.

En fin, que se representa un lío considerable y, en cambio, los mercados parecen considerar que es el lío que precede al acuerdo. Habrá que tener nervios de acero porque día a día los índices a la baja y cualquier día no resistirán la presión.

Hoy parecen haber resistido mejor de lo que apuntaban tras las dos primeras horas de operativa y al final el Dow Jones cedió un 0,76%, el S&P 500 un 0,81% y el Nasdaq Composite un 0,89%. A la hora del cierre europeo más de uno hubiera firmado un cierre con pérdidas del 1,5% visto el arranque de la sesión.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.