Siete años de espera para el Grand Vintage 2012

16/04/2019

Carmen Duerto.

El año 2012 comenzó en la región francesa de la champagne con unas condiciones climatológicas malas para los viñedos, con lluvias y heladas a destiempo. El resultado de la climatología adversa ocasionó que el 40 por ciento de la producción se echara a perder.

Sin embargo, el verano fue caluroso y eso hizo que las uvas que quedaban en las viñas se pusieran hermosas, fue como una selección de las especies de Darwin. El resultado final hizo que esa añada fuera excepcional para el champagne y la hizo comparable a la recordada del 2002.

Cierto que tuvo una producción más corta por la pérdida de uvas, pero el resultado se puede apreciar ahora como magnífico en el Moët & Chandon Grand Vintage 2012 que acaba de salir al mercado.

Un vino espumoso vintage necesita tres años de espera, pero Moët suele dejarlos cinco años aunque en el caso del que acaban de lanzar, han sido siete años.

La mezcla de uvas chardonnay, pinot noir y pinot meunier en la proporción libre que estima el Jefe de Cava, han dado como resultado unas notas de pomelo, naranja sanguina, pimienta y, finalmente un sabor a amarello.

Su precio en tienda ronda los 50 euros. Curiosamente cada segundo en el mundo se abre una botella de Brut imperial, que es el champagne más extendido alrededor del mundo y es el más difícil de elaborar porque se necesitan unos 800 vinos para hacer un Imperial de ahí lo dejas entre 125 y 150 ensamblajes para poder producir tanta cantidad de champagne.

El Grand Vintage es un ejercicio distinto porque es un “chef de cave” (jefe de cava) el que escoge las proporciones, en este caso es, Benoit Gouez, que lleva desde el 2005 trabajando en la Maison francesa.

Ahora celebran el 150 aniversario de Brut Imperial, que se llamó así por la amistad de Jean Remy Moët con Napoleón. En memoria del 100 aniversario del nacimiento de Napoleón se llamó Moët Imperial.

¿Te ha parecido interesante?

(+2 puntos, 2 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.