La inestabilidad geopolítica influye en el precio del crudo

23/04/2019

Joaquín Robles.

El presidente Vladimir Putin afirmó que estaría dispuesto  a mantener los recortes acordados con la OPEP durante la última reunión de diciembre, e incluso extender los mismos más allá del mes de junio. Estas declaraciones disiparon muchas de las dudas de los inversores.

Rusia se siente cómoda con los actuales precios del petróleo, que subieron a un máximo de cuatro meses por encima de los 70 dólares por barril. Aunque también afirmó que no apoyará un aumento «incontrolable» en los precios del crudo, ya que podría dañar las otras industrias de su país.

Rusia, uno de los principales protagonistas del acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios, ha adoptado una postura de esperar y ver cómo evolucionan las perspectivas económicas. La situación política en Venezuela, Libia e Irán tendrá que ser considerada antes de que se tome una decisión. Arabia Saudita, que ha reducido la producción más de lo acordado, no planea profundizar sus restricciones ya que la demanda continua «saludable».

Las sanciones de los Estados Unidos han eliminado un volumen significativo de las exportaciones de petróleo de Venezuela e Irán, lo que ha ayudado a elevar el precio del Brent en más de un 30% este año. Mientras tanto, la producción de Libia se vio interrumpida durante esta semana por las disputas militares.

El presidente ruso también destacó la posibilidad de que cualquiera de esos países podría convertirse en una influencia bajista sobre los precios. Si los Estados Unidos incautaran el crudo venezolano y lo vendieran en el mercado global o decidieran aflojar las sanciones contra Irán para fomentar un compromiso político, los inventarios podrían comenzar a aumentar nuevamente. La situación en Libia también podría normalizarse, permitiendo que el país aumente las exportaciones.

Por otro lado, esta semana Arabia Sandi dio su primer gran paso para financiar los ambiciosos nuevos proyectos de su príncipe heredero, y emitió 12.000 millones de dólares en bonos de su compañía estatal de petróleo. La demanda superó los 85.000 millones de dólares, un récord en una emisión de deuda de un país emergente.

La venta de bonos también recaudará dinero para financiar la agenda económica del reino después  que la oferta pública inicial de Aramco se pospusiera el año pasado hasta al menos 2021. El príncipe heredero de la corona saudita Mohammed bin Salman, que dirige el país día a día, está utilizando el petróleo del estado para financiar los nuevos proyectos, que tiene como objetivo el no ser tan dependiente de los precios del petróleo.

El Brent con vencimiento a junio, cotiza a 70.84 dólares por barril en la bolsa ICE Futures Europe, mientras que el WTI con vencimiento a mayo, cotiza a 64.28 dólares por barril en la Bolsa Mercantil de Nueva York. El crudo de referencia global cotiza con una prima de 6.53 dólares frente al West Texas Intermediate.

Joaquín Robles es analista de XTB

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.