Los accidentes en la construcción escalan un 22% desde 2012

23/04/2019

Luis M. del Amo. CCOO culpa a la reforma laboral del aumento de la tasa de accidentes en relación al empleo.

Accidentes de Trabajo (AATT) (Elaboración: CCOO; Datos: ministerio de Trabajo)

Los accidentes durante la jornada en el sector de la construcción, con relación a su número de trabajadores, se elevaron un 22,9% entre los años 2012 y 2018. Una subida que el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) atribuye a la aprobación al inicio del período de la reforma laboral del Partido Popular, que ha supuesto, aseguran, la extensión de un modelo de trabajo basado en la “precariedad”.

El informe, que da cuenta de la evolución de la siniestralidad entre 2012 y 2018, repasa primero la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales en 1996 y la reducción continuada de los accidentes de trabajo durante la primera década del siglo XXI; una reducción que se vio interrumpida en 2012, coincidiendo con la aprobación de la reforma laboral del Partido Popular, que supuso, según CCOO, “un cambio de paradigma en el sistema de relaciones laborales en nuestro país, asociado a la extensión de la precariedad”, sostiene el sindicato.

Siniestralidad estable en 2018

En 2018, aumentaron un 3,2% los accidentes con baja, con incrementos similares en los siniestros producidos durante la jornada de trabajo y los llamados ‘in itinere’; esto es, en los trayectos de ida o vuelta del trabajo a casa.

Sin embargo, la siniestralidad relativa, que mide la proporción de accidentes en relación al empleo, permaneció estable el año pasado; cuando la afiliación a la Seguridad Social creció en 525.000 personas.

Por sectores, la mayor parte de los accidentes se producen en el mayoritario sector servicios; aunque, en la construcción, el índice de siniestralidad triplica el de los servicios.

Por secciones, las siete actividades que superan el índice medio son industrias extractivas, construcción, suministro de agua y gestión de residuos, industria, transporte y almacenamiento, agricultura y hostelería.

Incrementos desde la reforma laboral

Desde 2012, la construcción es el sector donde más ha crecido la siniestralidad relativa durante la jornada, un 22,9%; seguida del sector agrario, 19,8%; e industria, un 16,7%.

Por secciones, las actividades que han cobrado mayor inseguridad son la construcción, el suministro de agua y gestión de residuos, la industria, hostelería y transporte y almacenamiento. Además, “sorprende”, según el sindicato, la aparición entre estas actividades más peligrosas de las actividades sanitarias y de servicios sociales y las empleadas domésticas.

En cambio, en relación a los accidentes mortales, el sector agrario encabeza la lista, ligeramente por delante de la construcción; y muy lejos de industria, y aún más de servicios.

El índice de accidentes mortales durante la jornada en el sector agrario triplica la media de todos los sectores, y quintuplica el de los servicios, el más seguro este último.

Por secciones de actividad, las ocupaciones con más accidentes mortales durante la jornadas en función de su número de trabajadores son las industrias extractivas, y la de almacenamiento y transporte, debido a los accidentes de tráfico.

Accidentes in itínere

En cambio, si hablamos de accidentes in itínere – en el trayecto desde o hacia el trabajo – el sector servicios lidera la incidencia relativa de estos siniestros; aunque, en el caso de los accidentes mortales, el sector agrario y la industria, seguido de la construcción, son los que sufren peor relación en su índice, por encima de la media; al contrario que los servicios.

El perfil de los accidentes es marcadamente masculino: dos tercios de los accidentes de trabajo en jornada los sufren los hombres, llegando hasta el 95% en el caso de los mortales, continúa el informe.

Las actividades con mayores niveles de siniestralidad están altamente masculinizadas debido a que tradicionalmente contaban con mayores niveles de reconocimiento y de remuneración, al menos hasta la llegada de la crisis económica y la extensión de la precariedad.

Sin embargo, el 55% de los accidentes de trabajo in itínere los sufren las mujeres, probablemente por su mayor presencia en la contratación no deseada a tiempo parcial y por su mayoritaria asunción de las tareas de cuidados de la familia y del hogar, fenómenos que aumentan el número y la duración de los desplazamientos para ir o volver del trabajo, aseguran.

Según CCOO, en un tercio de los accidentes en jornada la empresa no cuenta con evaluación de riesgos, a pesar de ser esta una obligación legal desde 1996.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.