Inmaculada lencería pop

03/05/2019

Luis Picabia. Honeybus y Essex Green buscan, como Sisa, ropa fina entre las ruinas.

Honeybus: tonadas que vuelan como pájaros
-Se recuperan algunos de los tesoros ocultos de una de las mejores bandas de los sesenta

Tonadas que vuelan como pájaros, talento compositivo singular, coros frágiles, arreglos de pop de cámara, instrumentación suave, melodías sedosas y canciones que caen dentro de la denominación utilizada por Jaume Sisa como ropa fina entre las ruinas, son las características del grupo llamado Honeybus y de sus canciones allá por finales de los años sesenta.

Con solo un álbum, “Story”, editado, otro, “Revival”, que acaba de ser rescatado hace unas semanas y varios singles, de los que solo un, “I Can´t Let Maggie Go”, alcanzó cierto éxito y se posicionó entre los diez más vendidos en el año 1967 en Inglaterra, Honeybus son cada vez más reivindicados. De hecho, se reedita en estos días una antología maravillosa, “She Flies Like A Bird”, que recoge singles,  tomas inéditas y demos en vivo de esas canciones siempre encantadoras y ligeras.

Junto al single citado, destacan canciones tan cautivadoras como “(Do I Figure) In Your Life” (grandes versiones hicieron Joe Cocker o Paul Carrack), “Cellings num.1”, “She´s Out There”. “Hear Me Only”, “Texas Gold”, “Girl Of Independent Means”, “She Is The Female To My Soul”, “Jug of Water”. En realidad, es genial todo lo que crearon en su corta pero hermosísima carrera.

Sello: Castle. Precio: 16. Discografía: “Story”, “Revival”, “Old Masters Hidden Treasures”. Influidos por: Hollies, Kinks, Everly Brothers. Influyen en: The Clientele, Essex Green, Hang Ups.

 

The Essex Green: finura electrónica
-En contra de su título, “Hardly Electronic”, todo en su música sigue siendo analógico y tierno

Movido por su amor hacia grupos como Honeybus y Zombies, el miembro de The Ladybug Transistor, Jeff Baron, montó una  paralela que denominó The Essex Green, para mostrar aún más su pasión por los latidos ingleses que dominaban los 60.

Junto a  Sasha Bell y Christopher Ziter, Baron ha editado el cuarto y nuevo álbum de este trío formado en Brooklyn y asentado en Vermont (Montana). No debe llamar a engaño su título, “Hardly electronic”, pues no hay ni dureza ni electrónica. Hay finura, lencería pop, armonías y unas teclas como de pianola Farfissa que te alegran el día.

Así empieza el álbum con la vertiginosa y saltimbanqui “Sloane Ranger” que recuerda a los B52 más divertidos. No baja mucho el ritmo con “The 710”, ni con “Don´t Leave It In Our Hands” que incluso lo incrementa con un bajo animoso y un estribillo encantador. Lo es todo el álbum.

Sello: Merge. Precio: 12. Discografía: “Everything Is Green”, “The Long Goodbye”, “Cannibal Sea”. Influidos por: Honeybus, Left Banke, Zombies. Influyen en: Arcade Fire, Le SuperHomard, Zaz.

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.