Alfredo

09/05/2019

José María Triper.

Hubo un tiempo en este país en el que los políticos llegaban a la actividad pública para servir y no para servirse.

Hubo un tiempo en este país en el que los políticos relegaban sus intereses personales y partidarios en favor del interés supremo de trabajar por la democracia, la libertad, el Estado de Derecho, el progreso y el bienestar de España y de los españoles.

Hubo un tiempo en este país en el que los políticos eran reputados profesionales del sector privado o del mundo académico e intelectual y no simples meritorios de las juventudes. En el que apostaban por la convivencia, el diálogo y el respeto al adversario. En el que buscaban el acuerdo, dignificaban el Parlamento con su oratoria y en el que todos respetaban las instituciones, el protocolo y las reglas de la cortesía manteniendo la dignidad que corresponde a los representantes de los ciudadanos.

Hubo un tiempo también en este país en el que los partidos políticos trabajaban con sentido del Estado, en el que elegían a sus candidatos por los méritos y en el que los líderes, de uno y otro lado, se caracterizaban por su responsabilidad, su competencia demostrada, su flexibilidad, su eficacia en la gestión y su elocuencia.

Políticos cuyo legado debiera ser ejemplo y referente para las nuevas generaciones y que hoy son olvidados y hasta denostados, por algunos intolerantes, totalitarios  y fanáticos, e irresponsables, incluso del mismo partido al pertenecen y al que engrandecieron.

Hubo un tiempo, al fin, en este país en el que en la política, los partidos, el Parlamento, las Administraciones y en las empresas públicas había hombres como ALFREDO PÉREZ RUBALCABA.

Alfredo, gracias. Por lo que has representado, por lo que representas y por lo que tienes que seguir representado y aportando.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 6 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.