Los secretos gastro que esconde Calpe

14/05/2019

Carmela Díaz.

Si vais a viajar a lo largo de la primavera o del verano por el litoral mediterráneo y sois gastro adictos os recomendamos visitar Calpe, una localidad que en los últimos tiempos ha conseguido estrellas Michelin y también cuenta con propuestas Bib Gourmand. Hoy visitamos dos de los tres restaurantes estrellados.

Beat. Comenzamos con el restaurante gastronómico de The Cookbook, un hotel boutique perteneciente al grupo AR. Capitaneado por el chef Jose Manuel Miguel (quien atesora otras dos estrellas conseguidas en París), en la pasada edición consiguió la primera estrella Michelin. El chef modifica sus platos varias veces al año dependiendo de los productos de temporada. En los menús es capaz de plasmar su personal estilo culinario que condensa los conocimientos obtenidos a lo largo de su trayectoria profesional y de las técnicas de la alta cocina francesa, pero adaptándose a la despensa local del Mediterráneo. Todos sus platos ofrecen una elegante estética visual, interesantes juegos de texturas y contrastes de sabores. Entre sus nuevas incorporaciones se puede probar una lubina salvaje con puré fino de brócoli y berros, una maravillosa interpretación del salmonete, una imprescindible sopa de anguila, la molleja de ternera con gnocchi de espinacas y puré de boniato o el arroz meloso de la Albufera con conejo de monte a la royale. Además de sus ya clásicos canapés y aperitivos que, por su delicadeza y refinamiento, no dejan indiferente a nadie. La propuesta culinaria de Beat, que incluye carta y tres menús degustación (de 85 euros el de 12 pasos, 59 el de nueve y 42 el de siete) se completa con una bodega que alberga más de doscientas referencias. Casi la mitad son extranjeras mientras que entre las españolas destacan por número (ya que representan más de un tercio de la carta) los vinos con alma mediterránea (de Valencia, Alicante, Murcia, Cataluña y Baleares) y los de Jerez. Mención especial en sala para la nueva maître Lorena Ríos, que se encarga del buen funcionamiento y asesora a los comensales a escoger los mejores vinos.

Komfort. Los Bib Gourmand (considerados por muchos como la cantera de las estrellas Michelin) fueron creados en 1957 por la prestigiosa guía para destacar establecimientos con excelente relación calidad-precio (tickets que no superan los 35 euros). El bistró Komfort pertenece a esta lista. Los fuertes de su propuesta son la parrilla, por donde pasan el t-bone de vaca vieja gallega, el entrecot, las chuletitas de cordero (muy buenas las carnes en esta casa y que, además, llegan a la mesa con el punto perfecto), el rodaballo o el calamar; también el horno de leña de donde salen pizzas caseras y cocas de Alicante (de sobrasada, miel y queso de cabra, de bacalao, alioli y pimiento rojo, de sardina ahumada y de mojama, albahaca y mozzarella). También destacan las croquetas de bogavante, la ensaladilla rusa de atún rojo con espuma de wasabi, los tartares y las ensaladas, el arroz meloso de bogavante o el suquet de rape. Para acompañar la comida, Komfort cuenta con una gran variedad de cervezas artesanas, vermús y cócteles.

Audrey´s. Llegamos al restaurante que consiguió la primera estrella Michelin para Calpe de la mano del chef Rafa Soler. Nacido en Valencia se formó con Martín Berasategui en Lasarte o con Joël Robuchon en París. En los últimos tiempos su cocina ha ido evolucionando a lo 100% local: esta temporada todos los ingredientes que dan forma a su propuesta tienen su origen en el mar Mediterráneo y en la huerta y la ganadería levantinas. En el menú largo (20 pases + petit fours) pueden encontrarse creaciones como la anchoa con aceituna y vermú de La Vall de Gorgos; el moretum (un guiso muy tradicional) de berberechos; la rosa negra que vino del mar (ventresca de atún rojo teñida con tinta de calamar); ostra de La Albufera; capuchino de setas silvestres (recolectadas en la provincia de Castellón); quisquillas en semisalazón con crema de almendra y uva (uno de los platos sobresalientes); erizo de mar con hígado de rape; gamba roja de Denia con su caldo y acelgas; pez de Calpe con calabacín asado de su propia huerta; cañón de vaca (una pieza poco común en la alta cocina que elabora durante 36 horas) con yema de huevo de corral y boletus de la zona; el canari  (bombón helado a base de horchata y granizado de limón) o un helado de levadura (con todo el sabor de la masa madre). No dejéis de pedir el fabuloso maridaje que hace César Hernández exclusivamente con vinos de la tierra. Imprescindible y sorprendente.  Audrey’s presenta una estética en la que se recrea una atmósfera que da especial protagonismo a la artesanía levantina y a la marina alicantina.

¿Te ha parecido interesante?

(+11 puntos, 11 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.