EDP y Engie quieren combatir el liderazgo de Iberdrola en la energía eólica marina

22/05/2019

Tania Juanes. La empresa portuguesa y la francesa suman fuerzas para proyectos relacionados con una de las energía clave en la transición energética.

Una de las grandes apuestas para la generación eléctrica presente y más de cara al futuro de Iberdrola, la eólica marina, cuenta ahora con un operador más que relevante al sumar fuerzas la portuguesa EDP y la francesa Engie (marca del grupo surgido por la fusión de Suez y Gaz de France). Los dos grupos se unen con el objetivo de entrar en las Top 5 de las operadoras mundiales en la citada tecnología, tanto en la flotante como en la fija.

Y han creado una joint venture que empezará a funcionar en 2019, participada al 50%, en la que quedarán incluidos los activos que ahora poseen y los que construirán con los nuevos planes de inversión. Afirman que juntos tendrán más capacidad para hacerse con concursos, y adquirir y aplicar una tecnología que está en pleno desarrollo.

La nueva entidad será el vehículo exclusivo de inversión de EDP, a través de su filial EDP Renováveis (EDPR), y Engie con el objetivo de captar oportunidades de energía eólica marina en todo el mundo, «combinando la capacidad industrial y la capacidad de desarrollo de ambas empresas».

Pero Iberdrola, de momento, controla el liderazgo. Es una de sus principales líneas de negocio y cuenta con una cartera de más de 9 gigavatios (GW) y cerca de 3 GW en funcionamiento, en construcción o con contratos a largo plazo asegurados. En Estados Unidos, junto a Vineyard Wind, está desarrollando un proyecto de eólica marina de 800 megavatios.

El interés de las empresas por esta tecnología está relacionado que el papel que le reserva la lucha contra la descarbonización y el cambio climático, como reconocen los organismos internacionales, una opinión que es destacada por las empresas. Ha tenido, como ocurre con todas las tecnologías para la generación de electricidad, contestación desde algunos ámbitos ligados con el medio ambiente, pero no es una cuestión que vaya a limitar de forma relevante su desarrollo. Forma parte, se señalan en los informes, de la transición energética.

EDP y Engie esperan tener con la empresa que constituyen más capacidad para acceder a los mercados internacionales, al desarrollo de negocios y a contratos de compra de electricidad (PPA). Un conjunto que esperan les facilite aumentar activos con más rapidez. Afirman que se centrarán en los mercados europeos, de EE UU y en países de Asia. EDP y Engie ya han colaborado en proyectos en Francia, Reino Unido y Portugal.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.