‘El viaje’, Galáctico Viyuela

31/05/2019

Luis M. del Amo. El actor Pepe Viyuela ofrece un recital interpretativo en la nueva comedia del laureado José Padilla.

El viaje, la segunda parte de la trilogía espacial Las crónicas de Peter Sanchidrián a cargo del joven y laureado dramaturgo y director, José Padilla, supone una ocasión inmejorable para deleitarse con la interpretación de actor superlativo como Pepe Viyuela.

Una obra compuesta de cuatro piezas cortas, y enmarcada por un prólogo, y un cierre, a bordo de una nave espacial, visitada por el malvado Oleg-Viyuela (Olegario), que contiene una divertida combinación de elementos tan dispares como una imposible policía Mátrix-franquista, el remedo de un político Jekyll y Hide, o la personificación de un mito infantil.

Todo ello mezclado con gracia y acierto por Padilla, que, abonado a la referencia cultural de amplio espectro, maneja con soltura desde la parodia galáctica, hasta el espectáculo de variedades con un mago con turbante de toque tintinesco pasado por el tamiz de Mihura y el humor gráfico español, y la desolación del cuento americano moderno; sin desdeñar lo cañí.

Una batidora bien administrada por Padilla, el muy exitoso joven dramaturgo y director, premiado dentro y fuera de España, quien casi repite elenco en este segundo episodio – independiente – de su trilogía con un reparto encabezado por Pepe Viyuela, que completan Laura Galán, Antonia Paso, José Juan Rodríguez, Cristóbal Suárez y Ana Varela.

Y donde brilla un excepcional Pepe Viyuela, un gigante sobre el escenario, quien, apenas deja un gramo de tierra sin remover, agarrado como una lapa a las líneas de Padilla, en la interpretación de los diversos papeles que le brinda la función; desde el villano galáctico Oleg, hasta el político bipolar o el policía franquista. Una interpretación sublime donde no falta la escucha constante a sus compañeros, y que encandila al público de principio a fin. Un diez redondo y gozoso.

A lo que hay que sumar, siguiendo con el capítulo interpretativo, los buenos momentos de sus compañeros de reparto, desde la graciosísima y cañí policía de Antonia Paso, hasta la dualidad del mago de José Juan Rodríguez, el aguerrido nihilismo de la niñera de Galán, los magnéticos movimientos del misterioso personaje encarnado por Cristóbal Suárez, o la memorable mirada de preocupación de Ana Varela, con una flor en el pelo, en su papel de folclórica ayudante de mago.

Una mezcla de géneros combinada con inteligencia y buen gusto que circula además bien por la escenografía compuesta por Eduardo Moreno, que, en conjunción con la iluminación de Pau Fullana, arman un muy plausible y efectivo interior de nave espacial, que sirve además también para el resto de las escenas.

En suma, un ejemplo de buen teatro contemporáneo, tocado por el humor gamberro de principio a fin, y con un actor en estado de gracia, como Pepe Viyuela.

Recomendable.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.