Baby Grill: comer como en Rubaiyat a precios asequibles

11/06/2019

Carmela Díaz.

Baby Grill Interior

La calidad de la cocina de Rubaiyat es incuestionable y sus carnes siempre están presentes en los mejores rankings de la capital. La historia de la empresa comienza en Brasil con el desembarco de Belarmino Fernández, proveniente de una pequeña aldea de Galicia, en 1951. Antes de que entrara a formar parte en la sociedad responsable del primer restaurante, lavó platos y trabajó como maestro parrillero en A Cabana, el mejor local de Sao Paulo en la época. Desde 1968 la familia es propietaria de la Hacienda Rubaiyat, al sur del país, donde crían a las reses brangus (mezcla de las aberdeen angus escocesas y las brahman llegadas a América desde India) que han dado fama a estos restaurantes. Sus pollos de origen francés y sus cochinillos también han contribuido al reconocimiento internacional. Todos los animales se crían en libertad, a base de una alimentación natural y se destinan en exclusiva a los establecimientos del grupo, posicionados como especialistas indiscutibles en el tratamiento y el corte de las distintas carnes.

Terraza

Hace pocos meses Rubaiyat Madrid llevó a cabo la reapertura de su Baby Grill, un pequeño restaurante desenfadado en el que se puede degustar la excelente cocina de su hermano mayor en formatos más asequibles. Aquí se viene a comer bien con un precio ajustado para todos los bolsillos. El espacio es una taberna contemporánea con una gran barra de madera, mesas altas y algunas bajas al fondo, más íntimas y se encuentra muy cerca del local matriz (Juan Hurtado de Mendoza, 11). Pero lo mejor es reservar en su luminosa terraza climatizada, rodeada de cristaleras, y abierta durante todo el año.

Patatas gorgonzola

La carta está diseñada pensando en una velada informal para compartir y probar las diferentes propuestas. Las raíces brasileñas del grupo junto a otras referencias icónicas de la gastronomía española están presentes en todo momento. La carta comienza con un apartado de tapeo, disponible desde mediodía a medianoche, en el que destaca el pan de queso, los dados de tapioca, el pulpo (muy rico), las patatas gratinadas rellenas de queso gorgonzola (buenísimas), las chips de solomillo, el chorizo criollo o el carpaccio de setas con trufa y piñones (imprescindible).

Picaña

Sus tres hamburguesas protagonizan un apartado propio que incluye la de pan de queso, la de wagyu o la de quinoa. Entre los platos principales, el pollito de grano, la picaña fileteada (buen corte de una carne muy jugosa) el steak tartar o el pescado fresco del día pueden acompañarse de guarniciones como la farofa de huevos, las legumbres a la parrilla o unas patatas fritas caseras y en su punto. En el apartado de postres elige entre su panqueca con dulce de leche, la doble mousse de chocolate o la piña natural con ralladura de lima si prefieres algo más ligero.

RUBAIYAT hamburguesa

Una selección de cócteles como la caipiriña -que aquí la elaboran perfecta- o el Negroni de la casa, junto con una selección de vinos blancos y tintos por copas, completan una agradable experiencia.

¿Te ha parecido interesante?

(+15 puntos, 15 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.