Para gustos los colores y el amarillo no es tendencia

26/06/2019

Carmen Duerto.

27 diseñadores y marcas dan vida a la edición 24 de 080 Barcelona Fashion, que se celebra entre el Recinto Modernista del hospital de Sant Pau y el puerto Marina Vela de Barcelona.

En esta edición, el certamen de moda que impulsa la Generalitat de Cataluña a través del Consorci de Comerç, Artesania i Moda (CCAM), apuesta por la sostenibilidad, la economía circular y el fash-tech, que significa tecnología de la moda. Parece que el sector textil en Cataluña, comienza a resurgir y representa el 7,5% del PIB ocupando a 65.000  personas.

En ese interés por relanzar un sector que fue motor económico en la zona, nació hace doce años el certamen 080BCN, que rendía homenaje al código postal de la ciudad de Barcelona, cuando se escribían cartas en papel. 24 ediciones más tarde, la tecnología ha desplazado al sobre con sello, los teléfonos han sustituido a los blocs de notas pero el marco sigue siendo incomparable, un conjunto de edificios modernistas a un tiro de piedra de la Sagrada Familia, en el que se muestran las propuestas para la próxima primavera y verano de 27 diseñadores y marcas. Tres son internacionales: la firma neoyorquina Nicholas K; Nous Étudions de Argentina; y Marrakshi Life de Marruecos y el resto, catalanes o que están establecidos en Cataluña; Agnés Sunyer, All Sisters, All that she loves, Antonio Miro, Aubergin, Brain&Beast, Como pez en el agua, CustoBarcelona, Escorpión Studio Barcelona, Eñaut, Guillermina Baeza, Killing Weekend, Krizia Robustella, Laura Vecino, Lebor Gabala, Maite by Lola Casademunt, Mans Concept Menswear, Menchén Tomás, Narbon, Naulover, Oscarleon, Sonia Carrasco, Teoh & Lea y Txell Miras.

La pasarela catalana suele ser un reflejo de la moda de la calle, de lo que se ve cuando paseas por el paseo de Gracia o el Borne de Barcelona. Por un lado ese estilo lánguido de la progresía catalana, con sus colores pastel y ropa que parece sencilla y es compleja por las texturas o los materiales, como Agnes Sunyer o Naulover y el anarquismo rompedor de los diseñadores que ocupan el espacio de los raperos o los trap, como Krizia Robustella. Es de agradecer, en este tiempo ver las evoluciones, hacia mejor, de marcas como Lola Casademunt, que ahora tiene vida propia bajo la batuta de su hija Maite o de Escorpión, que pasó de ser una marca de punto básica a conseguir un fondo de armario con estilo y calidad.

A los desfiles se accede con invitación pero los viales ajardinados exteriores son de acceso abierto y por ahí se paseaba, la primera jornada del 080, la mujer de Artur Más, Elena Rakosnik, con una amiga. A ambas les llamó la atención el puesto de la diseñadora de bolsos, Anna Cortina, ahí estuvo dándole vueltas a unas carteras de mano de piel metalizados con forma de pez, después de media hora de divagaciones, no se decidía y eso que tan solo había cinco peces cartera, no quiero pensar lo que debe ser acompañarla al Corte Inglés, igual necesita un día hasta que resuelve.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…