Mallorca a través de sus Relais&Châteaux

03/07/2019

Carmela Díaz.

Hay una Mallorca que rezuma calma, relax, tranquilidad, paisajes de montaña, bosques de pino y panorámicas sobrecogedoras. El interior isleño ofrece rincones bellísimos y allí se sitúan los hoteles más elegantes y distinguidos. Os los desvelamos.

Valldemossa Hotel. Algunos de los parajes de la sierra de Tramontana (patrimonio de la humanidad por la Unesco), lugar en el que se ubica este hotel, fueron descritos por Chopin como “de los más hermosos del mundo”. Y no exageraba porque el entorno que rodea a este hotel boutique, antiguo patrimonio de la Cartuja de Valldemossa, es inolvidable.

Este refugio consigue hacerte olvidar del resto del mundo y te invita a recorrer sus calles de piedra mientras disfrutas de la autenticidad de sus costumbres, sus gentes o su paisaje tradicional del cual se han enamorado artistas, músicos y escritores como el propio Chopin, George Sand, Santa Catalina Thomas o Jovellanos. Las suites son espaciosas y decoradas al detalle y con mucho gusto, pero lo mejor es la sensación de tranquilidad y despertarte en un paraíso en el que nada malo puede ocurrir. Algunas ofrecen fabulosas panorámicas sobre la sierra y el encantador pueblo de Valldemossa, que se encuentra a tan solo cinco minutos caminando a pie.

La cocina contemporánea, elaborada y de calidad, es otro de sus puntos fuertes. Tanto en el interior como en la terraza exterior (absolutamente recomendable cuando el tiempo lo permite) se puede disfrutar a lo largo del día de las distintas opciones que proponen: desde desayunos buffet, almuerzos, jazz lunchs y cenas (amenizadas con sesión de boleros los viernes o concierto de piano los sábados). En su espacio wellness disponen de tratamientos de belleza y masajes, así como una piscina interior con sauna y jacuzzi. La piscina exterior ubicada entre jardines y árboles centenarios, es una auténtica delicia. El servicio es sobresaliente y su arquitectura única lo convierten en un alojamiento muy especial.

Hotel Son Brull. Ubicado a los pies de la sierra de Tramontana, en el norte, cerca del pueblo de Pollensa, Son Brull Santuario Rural -también perteneciente a Relais&Châteaux– es uno de los hoteles boutique de cinco estrellas más lujosos de la isla. El establecimiento se encuentra a pocos minutos de hermosas playas, pueblos antiguos y de la sierra: es una estupenda puerta de entrada para muchos de los atractivos naturales norteños, como los espectaculares acantilados de cala San Vicenç, las largas playas de arena del puerto de Alcudia, el camino hacia el cabo de Formentor y su faro, o la playa de Formentor, con sus aguas verde esmeralda enmarcadas por un espeso bosque de pinos. La bahía y el pueblo de Pollensa, también están a pocos minutos. Imprescindible tomar el aperitivo en su animada Plaza Mayor o visitar los domingos su animado mercado.

En sus orígenes el edificio que alberga el hotel fue un monasterio jesuita del siglo XVIII. Combinando detalles arquitectónicos originales con un diseño contemporáneo, las suites son perfectas para una escapada romántica, mientras que las villas de dos dormitorios con piscina privada, son ideales para familias. Casi todas cuentan con impresionantes vistas al hermoso paisaje rural. Cada suite es única, pero todas tienen techos altos, vigas de madera, sábanas de algodón egipcio y amenities de lujo. Muy recomendable su spa con tratamientos totalmente naturales con productos exclusivos de Son Brull y vistas al valle que invitan a la relajación total. También puedes participar en las sesiones matinales gratuitas de yoga para huéspedes. La piscina ofrece vistas al antiguo olivar del hotel, a un jardín con aroma a jazmín y al idílico valle de viñedos, en el cual es más que recomendable pasear. La oferta gastronómica está dirigida por el chef Rafael Perelló quien trabaja con esmero los productos de su isla natal. Estupendo su bistró que destaca por una cocina informal y una selección de tapas muy ricas a precios ajustados. Si el tiempo lo permite lo mejor es disfrutar de estos bocados en la terraza. El bar, ubicado en el antiguo molino de aceite, sirve tapas de fusión y cócteles.

¿Te ha parecido interesante?

(+17 puntos, 19 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.