Cuatro escapadas termales y saludables

05/09/2019

Carmela Díaz.

El otoño es una temporada ideal para disfrutar de escapadas en las que mantener el contacto con la naturaleza, con el turismo rural y en destinos que se alejan ya de los días de sol y playa. Las siguientes propuestas son buenas opciones para aquellos viajeros que buscan relajarse durante unos días de tranquilidad para mimar cuerpo y mente.

Escapada a la Milla de Oro de la Ribera del Duero. Es el cinco estrellas de la cadena de Castilla Termal Hoteles, primera cadena de España de hoteles balneario de alta gama en edificios históricos rehabilitados. Un monasterio cistercense del siglo XII donde se mantiene la tradición de los monjes de cosechar su propio vino, el Converso. Un tinto que solamente se puede comprar en el hotel y que merece la pena degustar con los productos propios de la tierra y los que cultivan en su propio huerto ecológico. Los clientes pueden elegir las frutas u hortalizas que se quieren comer: ¡del huerto a la mesa! Sin olvidarnos de completar la experiencia con unos días en el balneario para desconectar y disfrutar del contacto con las aguas mineromedicinales.

Cantabria siempre es una buena opción. El encanto de las playas del norte, Cabárceno, las cuevas de Altamira o las mejores recomendaciones hechas por los propios locales de la zona. Desde Castilla Termal Balneario de Solares están promoviendo un movimiento llamado feel like a local donde recomiendan a los turistas los mejores planes que pueden hacer como si fueran lugareños. Además, el hotel tiene uno de los mejores balnearios infantiles de España, por lo que resulta ideal para disfrutar de una divertida escapada en familia.

Recorrer las calles de la capital del mudéjar castellano. Nos referimos a la villa de Olmedo, en la provincia de Valladolid. Su balneario es considerado como uno de los mejores por la alta calidad de sus aguas mineromedicinales y las propiedades que tienen para la salud. ¿Por qué no organizar una escapada donde poder aunar turismo de interior en Olmedo, localidad certificada como patrimonio histórico, artístico, cultura y gastronómico, con enoturismo haciendo la ruta del vino de Rueda por las bodegas más emblemáticas de la zona? Y después de estas jornadas repletas de actividad, nada mejor que finalizar el día disfrutando del spa.

La naturaleza de Burgo de Osma (Soria). El parque natural del cañón del Río Lobos, un precioso paisaje con un sinfín de rutas de senderismo o el monumento natural de la Fuentona, son paradas obligadas en este viaje. Tampoco hay que perderse el propio pueblo, donde se encuentra el balneario Termal Burgo de Osma. Paseando por sus calles llama la atención la catedral: todos los estilos artísticos desde el románico al barroco del siglo XVIII han dejado su huella en este edificio. El hotel balneario se erige además sobre la antigua universidad de Santa Catalina, que se caracteriza por su estética renacentista tanto en su fachada como en la disposición de su planta. Un remanso de paz en medio de una de las localidades más bonitas de Castilla y León.

¿Te ha parecido interesante?

(+12 puntos, 12 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.