Telefónica defiende su mercado en Brasil con la posible compra de activos de Oi

09/10/2019

Tania Juanes. La crisis de del cuarto operador Oi es visto por la competencia como una vía para consolidarse en un mercado en crecimiento.

La nueva regulación de las telecomunicaciones de Brasil va a conllevar operaciones corporativas, y la más esperada es la compra de activos del operador Oi, en suspensión de pagos desde 2016. Esta conclusión de expertos y empresarios del sector de ese país sudamericano se está plasmando en los movimientos alrededor de la que sigue siendo, pese a su crisis financiera, uno de los actores más importantes en telefonía fija y telefonía móvil del mercado brasileño. Normativa que tiene además como objetivo el impulso de las inversiones en banda ancha.

La posible segregación de activos de la compañía que surgió en 1998 con la privatización de Telebrás, ahora más factible, ha despertado el interés de sus competidores, en especial, hacia la división de móviles que ocupa el cuarto lugar en el ranking del país. En este contexto los más interesados son empresas que están presentes en Brasil: Telefónica -con su marca Vivo-; América Móvil (controlada por el empresario mexicano Carlos Slim), con la marca Claro, y TIM Brasil (filial del grupo italiano TIM).

Si bien la operación es compleja para que sea asumida por un único comprador tanto por posibles problemas de competencia como por la deuda que Oi arrastra. Además para evitar posibles aumentos de precios si se entra en una puja, ha surgido la posibilidad de que la adquisición se aborde de forma conjunta, si bien esta eventual operación se enfrentaría a las malas relaciones entre Telefónica y América Móvil.

Una posible oferta a dos o tres bandas es bien vista por los analistas respecto a la repercusión en Telefónica. Desde Sabadell se destaca que implicaría la reducción de la competencia y la consolidación en ese mercado, con obtención de sinergias. Vivo, la marca de Telefónica cuenta con una cuota del 33% en telefonía fija y del 32% en móvil

Es, por tanto, un área geográfica muy importante para Telefónica. Brasil es el segundo mercado del grupo, y cuenta con una relevante capacidad de crecimiento. En el primer semestre de este ejercicio logró más de 5.100 millones de euros de ingresos, pese al impacto negativo de la debilidad del real. Los ingresos operativos netos se elevaron un 0,4%, hasta los 2.583 millones de euros.

Si bien los analistas también subrayan la mala situación de Oi, con la deuda disparada hasta casi 3.000 millones de euros y la crisis en Bolsa. Una de las vías que los expertos consideran válida es que sea financiada en parte si se monetiza sus posiciones en torres de telecomunicaciones.

 

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.