El ‘ladrillo’ no tiene quien se forme

22/10/2019

Luis M. del Amo. El nivel formativo de la mitad de los trabajadores en la construcción es inferior al que requiere el puesto.

La crisis económica que azotó España entre 2007 y 2014 ha dejado en barbecho las aulas y el relevo generacional en el sector de la construcción. El que fuera en otro tiempo puntal del evanescente milagro económico, no tiene hoy personal formado. Cerca de la mitad de los peones que levantan muros, trazan canalizaciones y vierten cemento en el tajo actual carecen de la cualificación necesaria para ejercer sus puestos, según los datos de la encuesta de población activa (EPA) manejados por la patronal de empresas de trabajo temporal Asempleo.

El 48,5% del personal que trabaja en la obra en España está infracualificado, según el nuevo criterio introducido por esta patronal en su análisis sobre el nivel de formación de los trabajadores en España, que considera nivel educativo bajo a los que completan el primer ciclo de secundaria, en lugar de nivel medio, como hacían antes. Un cambio muy significativo, por lo demás, que ha rebajado el nivel de trabajadores sobrecualificados del anterior 51%, al actual 36%.

Según el nuevo baremo, algo más de la mitad del total de los trabajadores en España, de todos los sectores, trabaja en puestos que exigen exactamente su nivel ve cualificación (el 51,7%).

De hecho, el principal problema en el mercado de trabajo en España es de la sobrecualificación de buena parte de sus actores, un 32,3%, que desempeñan trabajos que exigen un nivel inferior al de sus cualificaciones; tasa que, en el caso de las mujeres, se eleva al 41%, y que supone una doble ineficiencia, al desaprovechar por un lado la formación de algunos, y expulsar por otro lado a una parte de aquellos cuya formación casa perfectamente con el puesto, que se ven ‘empujados’ por los primeros.

El caso del ‘ladrillo’ es por eso totalmente excepcional. Y requiere buscar en la historia más reciente las causas de que casi la mitad de sus trabajadores – el 48,5% – estén infracualificados para desempeñar las funciones de sus puestos. Según Asempleo, la explicación reside en los estragos causados por la crisis”, cuando a partir de 2007 el sector perdió 1,5 millones de ocupados, hasta caer a principios de 2014 por debajo de los 650.000 ocupados, recuperando unos 300.000 desde entonces.

Un hundimiento en toda regla que provocó la desbandada entre los aspirantes a vivir de un ramillete de profesiones que, durante unos años, no producían más que paro. Y que hoy padecen las consecuencias de esa falta de relevo.

De hecho, si por algo destacan la mayoría de los sectores en España es por el fenómeno opuesto, la sobrecualificación; mientras que la mayor parte presentan muy bajos porcentajes de infracualificación, con la única excepción del ‘ladrillo’.

Así, los sectores con mayor número de trabajadores sobrecualificados, es decir, con más trabajadores que poseen un nivel formativo superior al que exige el puesto, son por este orden, el transporte, las industrias extractivas y el comercio, finaliza.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.