Si te gusta la buena carne y los mejores tomates, Roostiq es tu sitio

08/11/2019

Carmela Díaz.

Este restaurante nace en el corazón de Chueca (calle Augusto Figueroa, 47, obtiene sus productos de sus dos fincas en Ávila y los elabora a través de su cocina a fuego en tres variantes: de leña en su horno napolitano, a carbón en su parrilla y fuego directo, salteando el alimento a la llama. Una forma de entender la cocina que respeta por encima de todo el producto de calidad. Roostiq destaca por una cocina honesta que cede el protagonismo a unos excelentes productos de temporada que llegan a Madrid desde sus huertas. El ambiente del restaurante es acogedor, su decoración elegante y la cocina a la vista es el corazón del establecimiento.

Después de un año desde su apertura, Roostiq se ha consolidado como una opción segura para comer bien en la capital. Desde sus dos fincas abulenses llegan cada día las hortalizas, pollos de corral y carnes y embutidos de cerdos de bellota con los que se elaboran los platos según la temporada. La materia prima se completa con proveedores locales de carne de vaca del País Vasco, en este caso Guikar. Uno de sus puntos fuertes y que no hay que dejar de probar, son los tomates: cuenta con unas sesenta variedades distintas nacidas de sus huertas. “Se trata de tomates que no han sido tratados ni con pesticidas químicos, ni con fungicidas ni con ningún tipo de abono químico de síntesis”, explica Carmen Acero, jefa de cocina. Y añade: “Estamos ante tomates con sabor, que se han obtenido mediante la plantación de semillas antiguas que no se han sometido a procesos de transformación”.

El tomate rosa, el Covadonga, el feo de Tudela (excepcional) o el black cherry son sólo algunas de las variedades que desde julio a noviembre van llegando al restaurante. El producto es tan bueno y tiene tanto sabor que lo más recomendable es tomarlos únicamente con AOVE y sal. También es aconsejable el malpica, una variedad del tomate pera que confitan. Una vez elaborado el confit, o bien se utiliza en el momento o se hace conserva para usarlo a lo largo del año.  Además de crudos, en rodajas, con aceite y sal, el tomate de semillas antiguas de Roostiq se emplea para acompañar al pollo con una salsa de tomate que cocinan a fuego lento. También es un ingrediente fundamental en las pizzas, una de las especialidades del restaurante. Se trituran los tomates pelados y se añaden directamente en forma de salsa poco líquida. También los rotolaccios (una masa especial de pizza) incorporan una salsa de tomates variados. Los cherry los utilizan para elaborar su pizza de burrata y cherry confitado, uno de los platos estrella.

En este restaurante, además, destacan cualquiera de sus carnes (excelente chuleta “selección” y la picaña), las verduras (fantásticas las alcachofas confitadas en horno de leña y muy buenos los puerros a la brasa) y un nivel también altísimo en el lomo de salmón al horno de leña y en el rodaballo -pieza entera- brasa y horno. Son famosos tus torreznos: no están elaborados de la manera tradicional, pero su sabor, textura y cubierta crujiente merecen la pena. Para finalizar es muy recomendable la piña a la brasa y crema. ¿Lo mejor? Los precios resultan ajustados para la calidad que ofrecen.

¿Te ha parecido interesante?

(+9 puntos, 9 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.