Liberbank crea un fondo que invierte en deuda de bancos y seguros

15/11/2019

diarioabierto.es. Esta clase de activo cuenta con un potencial de rentabilidad superior al de otros de renta fija, deuda pública o privada, con el mismo perfil de riesgo. Y por su baja correlación con los mercados tradicionales, mejora el perfil de rentabilidad-riesgo de las carteras.

Tras el lanzamiento de varios fondos de inversión centrados en estrategias de gestión alternativa, en el marco del acuerdo estratégico con J.P. Morgan AM para el desarrollo del negocio de gestión del ahorro a largo plazo de sus clientes, Liberbank ha iniciado el proceso de transformación del Liberbank Renta Fija Euro en el Liberbank Capital Financiero.

Este producto tendrá posiciones, en directo y a través de otros fondos nacionales e internacionales, en instrumentos de deuda computables como capital de los sectores financiero y asegurador, principalmente europeos.

El Liberbank Capital Financiero se une a los productos especializados en esta clase de activos que han lanzado otras gestoras y entidades financieras, aprovechando las ventanas de oportunidad que ofrece este mercado, tanto por constante incremento de la calidad crediticia de los emisores, bancos y aseguradoras, como por las exigencias regulatorias que obligarán a las entidades a emitir instrumentos computables como capital.

El entorno resulta favorable para esta clase de activo, que cuenta con un potencial de rentabilidad superior al de otros activos de renta fija, deuda pública o privada, con el mismo perfil de riesgo, al tiempo que, por su baja correlación con los mercados tradicionales, mejora el perfil de rentabilidad-riesgo de las carteras.

El fondo contará con varias clases de participación. La diferenciación de comisiones entre ellas se fijará por los mínimos de acceso: 6 euros y una comisión de gestión anual del 1,20 por ciento para el caso de las clases A y B y 500.000 euros y una comisión de gestión anual del 0,75 por ciento para el caso de las clase P y R. Las clases B y R serán de reparto, con un objetivo de dividendo anual en el entorno del 2,5 por ciento. También tienen prevista una clase limpia C destinada a los servicios de gestión delegada de carteras.

El fondo invertirá al menos la mitad de su cartera en otras instituciones de inversión colectiva y busca construir una cartera con activos con una rentabilidad próxima al 4%, con una volatilidad reducida y que pueda ofrecer retornos atractivos con un horizonte temporal recomendado de 5 años.

De esta forma Liberbank sigue profundizando en su apuesta estratégica por la gestión del ahorro a largo plazo que se traducía, a septiembre, en un crecimiento de los fondos de inversión del 14,2% sobre el cierre de 2018.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.