Para payasos ya está el circo

09/12/2019

Josep M. Orta.

Las Cortes acaban de estrenar legislatura en un momento que el termómetro político está muy elevado y la composición de la Cámara baja muy fragmentada. Esto es lo que votaron los españoles y con estos mimbres han de hacer política. Es su trabajo.

En los parlamentos se puede defender todo (aunque ahora parece que han de pedir permiso al Tribunal Constitucional) y la pluralidad ideológica de las Cortes promete intensos debates. Es su trabajo. En cualquier caso y pese a la actual dificultad de configurar mayorías estables posiblemente sea una legislatura larga por que todos los socios que permitirán la investidura se confabularan para darle estabilidad, siempre y cuando los socialistas lo permitan, o lo que es lo mismo que cumplan con los pactos con los que se comprometan, por que son unos maestros en incumplir sus acuerdos.

También es previsible que los grupos de la oposición mantengan actitudes duras (una vez se aclaren sobre el espacio ideológico que quieran cubrir) y ya que no pueden ganar votaciones en el Congreso, pretendan hacerlo en la calle o judicializandolo todo.

Ahora que la cortesía parlamentaria hace años que la hemos enterrado, es de temer que también sepultemos la educaciónción. Parlamentarias como Cayetana Álvarez de Toledo, Inés Arrimadas e incluso Rufián (aunque con su nuevo papel puede que se modere) con sus cartelitos, provocaciones. descalificaciones e incluso insultos pueden convertir la Cámara en una especie de circo con tal de ganar titulares (curiosamente los tres lograron su escaño por la circunscripción de Barcelona). A estas señorías puede sumarse (y lo pongo en condicional por que aún no se han estrenado) los portavoces de VOX.

Los discursos pueden ser duros e incluso muy duros, pero primero han de terner un cierto rigor (cosa que en demasiadas ocasiones se olvida) y mantener las formas, por que en política no vale todo. Los políticos están para resolver problemas, buscar soluciones y en definitiva propiciar que el país funcione, no para crearlos artificialmente hasta llegar con su radicalismo a convertirlos en problemas de Estado.

El “darles caña” que algunos utilizan puede ser muy llamativo, pero muchos de los actuales problemas que tiene el país, pero sus señorías deberían considerar que para payasos ya está el circo.

¿Te ha parecido interesante?

(+7 puntos, 7 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.