El segundo juicio

20/01/2020

Josep M. Orta.

Ha empezado el “segundo juicio al procés” sentando al banquillo a la que era la cúpula policial de los Mossos d’Esquadra cuando se produjo el referéndum y para la lque también piden elevadas penas de prisión.

Como nada es verdad ni es mentira todo depende del color del cristal con que se mira, hay quien interpreta que tanto este juicio como el que se celebró contra el gobierno de la Generalitat no es otra cosa que una contundente respuesta de los aparatos del Estado para tapar su incompetencia.

El mayor Trapero, principal encausado en el juicio que empezó el lunes, había asegurado que el éxito de los Mossos para resolver policialmente los atentados yihadistas de las Ramblas barcelonesas “lo iban a pagar muy caro”. Y es que la eficacia de las fuerzas gubernamentales y policiales españolas quedaba muy entredicho.

El “no habrá referéndum”o el “no habrán urnas” que clamaba Mariano Rajoy se vio apostillado por una brutal actuación policial contra ciudadanos que pretendían votar y que lo hicieron más de dos millones de personas. El operativo policial fue totalmente desacertado y las imágenes de aquella jornada protagonizó los informativos de todo el mundo. Sin embargo ninguno de los responsables, ni políticos ni policiales, se les exigió responsabilidades por el fracaso de las actuaciones policiales.

Las declaraciones de Rajoy y Sáez de Santamaría en el juicio del procés, lavándose las manos y afirmando su nula responsabilidad de aquella situación escandalizó a no pocos, mientras los mandos policiales dieron una versión tan sesgada como increíble. A pocos extraño que el juez Marchena impidió el careo ante los responsables policiales de los dos cuerpos o impidió contrastar las declaraciones de los policías con los documentos gráficos, pero el Tribunal basó su sentencia en unos informes policiales para algunos poco creíbles obviando otras pruebas no menos contundentes

Ahora hay un nuevo juicio que de buen seguro será tan polémico como el anterior. “Ni olvido ni perdón” es un eslogan que se oye en las múltiples manifestaciones de protesta que se van sucediendo en Catalunya contra la actuación política y policial de aquellos días. Y es que muchos catalanes han dejado de confiar en la justicia española

 

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.