Calvo descarta una subida del SMI a 1.000 euros este año y tiene preparados cambios laborales

22/01/2020

Luis del Amo. La vicepresidenta confía en el "diágnóstico fino" del Gobierno y apuesta por una subida “progresiva”.

Horas antes de su reunión con los agentes sociales, el Gobierno lanzó hoy la noticia de que el salario mínimo interprofesional (SMI) no subirá hasta los 1.000 euros en 2020. La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, apostó en su lugar, por un crecimiento progresivo de esta renta – que un año atrás subió de golpe de 735 a 900 euros, un 22% –, a fin de evitar “daños colaterales” en las empresas en forma de destrucción de empleo.
La vicepresidenta primera descartó que el salario mínimo vaya a subir de golpe un 11% – la mitad que el año pasado – en las horas previas a la primera reunión del nuevo Ejecutivo con los agentes sociales.En su lugar, Calvo abogó por una subida “progresiva” que “no provoque problemas en las pymes”. “Sabemos que esto tiene un efecto no deseado en el mundo rural de nuestro país”, añadió. “El SMI subirá, pero de manera progresiva”, dijo, tras presumir del diagnóstico “bastante fino” que tiene el Gobierno, en su opinión, sobre la subida de esta renta.

La idea es que el salario mínimo alcance al final de la legislatura, en principio en 2024, el equivalente al 60% del salario medio español, en cumplimiento de lo requerido por la Carta Social Europea. La mayor parte de las fuentes sitúan esta cifra en 1.200 euros; si bien, otros actores, como el líder de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha cifrado en “poco más de 1.100 euros” esta proporción.

Reforma laboral

La subida del salario mínimo forma parte del acuerdo programático entre PSOE y Unidas-Podemos, la coalición de Gobierno. Un acuerdo que recoge también otras cuestiones como la derogación de la reforma laboral. Asuntos que, junto las pensiones, centrarán la primera reunión con los agentes sociales del nuevo Ejecutivo, a la que acudirán, por un lado, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y por otro, los líderes de CEOE, Antonio Garamendi, y Cepyme, Gerardo Cuerva; y los máximos responsables sindicales de CCOO, Unai Sordo, y UGT, Pepe Álvarez.

En este sentido, parece cerrada la revocación del artículo que permite el despido por faltar al trabajo reiteradamente, aunque estén justificadas, que aunque fue avalado por el Tribunal Constitucional y existía antes de la reforma laboral de 2012, fue ampliado por esta normativa aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

Según Carmen Calvo, el Gobierno tiene prácticamente cerrado un borrador de real-decreto-ley para retirar este despido por ausencias reiteradas.

Más complejos se antojan otros asuntos, como la prioridad aplicativa de los convenios, subvertida por la reforma laboral de 2012, y que el Ejecutivo de coalición quiere revertir, en favor del convenio de sector sobre el de empresa; y la extensión a indefinida de la prórroga o ultraactividad de los convenios colectivos caducados, que la reforma limitó.

Aunque quizás más sencillo sea la reforma de la subcontratación, recogida en el artículo 42.1 del Estatuto de los Trabajadores, que ha facilitado gigantescos recortes de sueldo y derechos a trabajadores como las ‘kellys’ o limpiadoras de los hoteles, y que se pretende restringir a fin de que las empresas solo puedan subcontratar tareas que no constituyan su actividad principal.

Guerra de titulares

En cualquier caso, la reunión contribuirá quizás a poner fin a una guerra de titulares de cuyos efectos se ha quejado hoy el líder de la organización de autónomos ATA, Lorenzo Amor, que ha lamentado este cruce de anuncios por la desconfianza que genera en la contratación.

“Se dice que se va a derogar la reforma laboral, a endurecer el despido o a incrementar las cotizaciones, y con estos mensajes hay que tener mucho cuidado, porque se genera desconfianza y hacen un daño terrible a la contratación”, remató.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.