Terraview lleva la Inteligencia Artificial al vino

25/01/2020

Miguel Ángel Valero. "Utilizamos drones de alta gama equipados con sensores para captar imágenes de alta calidad. Hemos desarrollado un algoritmo propio que analiza estas instantáneas y procesa los datos con el objetivo de proporcionar a los productores de vino datos críticos como la cobertura de la copa, la hidratación del suelo, las infecciones", explica Prateek M. Srivastava, CEO y confundador de la plataforma.

Prateek M. Srivastava, CEO y confundador de Terraview, explica que se trata de una plataforma de procesamiento de imágenes que utiliza el aprendizaje automático (‘machine learning’) y la Inteligencia Artificial para ayudar a producir datos precisos y procesables, permitiendo a los viticultores mejorar su productividad. «Utilizamos drones de alta gama equipados con sensores que utilizamos para captar imágenes de alta calidad. Hemos desarrollado un algoritmo propio que analiza estas instantáneas y procesa los datos con el objetivo de proporcionar a los productores de vino datos críticos como la cobertura de la copa, la hidratación del suelo, las infecciones bacterianas y fúngicas», señala.

Los drones son una muy buena fuente de recolección de datos específicos acerca de la plantación. «Nuestro sistema basado en Machine Learning clasifica y analiza estas imágenes hiperespectrales que los drones recogen, otorgando resultados en tiempo real en varias áreas críticas para el viticultor», señala.

«Los drones también proporcionan mucha agilidad a la hora de realizar análisis bajo demanda, ya que permite hacer múltiples vuelos asistidos por nuestro algoritmo de aprendizaje automático, que envía notificaciones sobre cuándo un vuelo se produce como consecuencia de la factorización en la etapa de la plantación. Esto, a su vez, proporciona al usuario no sólo datos precisos con cada vuelo, minimizando así potenciales riesgos», añade el consejero delegado de Terraview.

Beneficios de la digitalización

¿Cuáles son los principales beneficios que aporta la digitalización de procesos al sector vinícola? Prateek M. Srivastava contesta: «A lo largo de la última década, el sector vitivinícola ha experimentado una gran automatización en la etapa posterior a la cosecha y, dada la complejidad, la demanda y el surgimiento de múltiples factores como el cambio climático, el uso de la tecnología para la pre-cosecha es imperativo».

«La tecnología de Terraview está pensada para resolver todos los problemas que los vinicultores encuentran antes de la cosecha de la uva, desde determinar la cantidad correcta de hidratación del suelo, hasta el uso de los datos de las estaciones meteorológicas locales, pre-vaciado de infecciones bacterianas y fúngicas, etc.  Todo esto sólo puede hacerse una vez que el proceso esté digitalizado. Durante los próximos 4-5 años, los enólogos obtendrán un inmenso valor de esta tecnología porque les permitirá no sólo utilizar nuestro algoritmo para solucionar los problemas de hoy en día, sino que también les dará un gran valor añadido debido a los datos históricos disponibles al alcance de sus manos», explica.

Pero ¿la tecnología producirá vino? «Es una gran pregunta. La tecnología se emplea para facilitar y simplificar tareas. En este caso, permite a los enólogos entender con un mayor grado de precisión el impacto que está teniendo en el rendimiento final de su plantación múltiples factores. Una vez que se dispone de todos los datos relacionados con el suelo, el agua, los nutrientes, la aparición de bacterias y el clima, los enólogos pueden tomar medidas correctivas bien programadas, las cuáles ayudarán a dar consistencia al producto, mejorando así tanto la calidad como el rendimiento. Este conjunto de datos continuará creciendo de forma orgánica, por lo que nuestro algoritmo basado en Machine Learning será capaz de producir resultados más inteligentes cada vez», contesta el CEO de Terraview..

«Por tanto, desde Terraview estamos seguros de que el uso de la tecnología permitirá que el vino español se convierta en uno de los mejores vinos del mundo», remarca.

¿En qué medida mejoran la productividad de los viñedos el uso de la tecnología? Respuesta de Prateek M. Srivastava: «Es pronto para determinar los detalles de lo que sería el aumento real. Sin embargo, todos sabemos que, en España,las bodegas pierden aproximadamente un 20-30% de su rendimiento por falta de datos. Aunque tomemos eso como un número de partida, estamos seguros de que en los próximos años nuestra tecnología puede reducir la pérdida a un 5-10% en la mayoría de los casos. Esto llevará algún tiempo, pero a medida que nuestra tecnología evoluciona, esto es ciertamente posible. Esta reducción del valor real significaría que las bodegas podrán ganar entre un 10 y un 15% de márgenes adicionales, lo que significaría una ganancia de entre 100 millones y 150 millones de euros en los próximos años.

Mucha tierra, poca productividad

Los datos muestran que España, con el 13% de la superficie total del mundo, es el país con mayor cantidad de tierra dedicada al vino, 969.000 hectáreas, pero está lejos de ser el más productivo. Obtiene 6 millones de toneladas de uva al año, cuando China, que es un país sin gran tradición vinícola, por ejemplo, llega a 11,7 millones de toneladas de uva anuales.

Por ese motivo, Terraview, una startup respaldada por inversores internacionales, desembarcó en España en noviembre de 2019, con una plataforma, en la que se procesan todos los datos que sus drones recogen sobre el terreno, que ofrece a los viticultores una gestión inteligente y optimizada de sus cosechas, en la que nada se deja al azar.

“España está considerado el país del vino debido a su tradición, pero los datos nos muestran que no está aprovechando todo su potencial”, señala Prateek M. Srivastava, CEO y confundador de Terraview.

Una gestión ineficiente de los viñedos provoca importantes pérdidas económicas. Terraview cifra en 32.000 millones de dólares anuales las pérdidas globales provocadas por un manejo inapropiado de la hidratación y por las enfermedades, y en 15.000 millones de dólares anuales las que ocasionan errores en el pronóstico del tiempo.

«Estas cifras indican que el cambio es necesario para seguir siendo relevante. Debemos tener en cuenta el cambio climático y también tomar medidas, rápidamente, para innovar y equipar nuestros métodos de cultivo. Es necesario empezar a buscar datos y tomar medidas correctivas hoy mismo para tener una viticultura sostenible, duradera y exitosa en España», afirma el cofundador de la startup.

Terraview permite al viticultor, gracias a la realidad aumentada, realizar la poda como si de verdad entrase en el viñedo al identificar las localizaciones exactas sin margen de error; detectar antes de tiempo las infecciones bacterianas y de hongos, e incluso, identificar variaciones hídricas en el suelo, mediante el uso de uno de los sensores más avanzados del mundo, mejorando la productividad y la calidad del cultivo.

“Queremos aportar inteligencia respaldada por datos al mundo del vino, ya que ha sido durante mucho tiempo una gran tradición de la civilización, y estamos enfocados en asegurarnos de que los viñedos de todo el mundo estén preparados para el futuro. Creemos que ha llegado el momento de cambiar y estamos totalmente comprometidos a trabajar con los viticultores para ayudarles a lograr este cambio”, añade Prateek M. Srivastava. «Queremos crecer junto con los agricultores y las bodegas, ayudándolos a estar a la vanguardia de la viticultura de precisión”, recalca.

El secreto de la tecnología

El núcleo de la tecnología de Terraview es un software de machine learning que analiza datos de drones, satélites o incluso tabletas. Este proceso permite a la bodega o al agricultor obtener información en tiempo real acerca de los niveles de humedad o nutrientes, así como la detección de plagas existentes o potenciales. Esta tecnología también posibilita la automatización y agilización de procesos, de tal forma que el viticultor pueda centrarse en las cuestiones más importantes.

Hay dos tecnologías clave para obtener y procesar esta información:

1.-Drones: equipados con sensores geotermales avanzados capturan imágenes de alta calidad sobrevolando la viña. Además de mapas de humedad y vigor, los drones ofrecen información acerca de infecciones fúngicas o bacterianas.

2.-Realidad aumentada: los agricultores y técnicos agrícolas pueden evaluar la situación de cada vid gracias a una tableta o un teléfono inteligente, que muestra datos e indicaciones a través de gráficos superpuestos a la imagen. Además de establecer los puntos de poda óptimos, el software es capaz de detectar deficiencias de nutrientes a través de las variaciones de color de las hojas.

«La producción de vino es un arte muy antiguo, pero el creciente tamaño de las viñas y los desafíos del cambio climático exigen usar nuevas herramientas. Queremos proporcionar una tecnología innovadora que ayude a todos los implicados en esta industria global a tomar mejores decisiones, tanto con respecto a la cantidad como a la calidad de su producción”, concluye Srivastava.

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.