Joseá María Gay de Liébana: «Mi libro es un análisis económico y financiero, no un tratado de desigualdades»

10/02/2020

diarioabierto.es.

Acaba de presentar el libro Revolución tecnológica y nueva economía (Deusto, 2019).

En este nuevo libro, el doctor en Ciencias Económicas y Derecho José María Gay de Liébana, que también auditor, contable, profesor y conferenciante, defiende que España debe invertir en I+D y crear un hábitat confortable para las empresas, con menos cargas fiscales, costes laborales, trámites, etc. Y alaba este experto que Donald Trump amparase en Estados Unidosuna reforma fiscal en 2017 para atraer los beneficios exteriores -y por tanto, los impuestos- al interior de sus fronteras, una repatriación como alternativa a la política fiscal más laxa de países como Irlanda. A fin de conocer mejor cómo plantea este Gay de Liébana su análisis empresarial en el marco de la nueva economía, le lanzamos algunas preguntas, también relativas a una de sus grandes pasiones, el fútbol.

⇒ diarioabierto.es: En Revolución tecnológica y nueva economía,  usted habla de grandes empresas españolas que se han visto dañadas como consecuencia de su excesivo apalancamiento financiero.
J.M.G.deL.: Sí, cito algunas del sector de la construcción, como Sacyr, FCC, Abengoa, OHL… Uno de los males durante los últimos años, con las crisis, ha sido el excesivo endeudamiento con sus riesgos inherentes. Desde que estalló la crisis en 2008 la deuda mundial ha crecido en un 40% debido a los estímulos monetarios; por tanto, el dinero barato genera vulnerabilidad financiera, y creo que durante 2020 o 2021 tendremos algún disgusto en aquellas empresas que han jugado demasiado al endeudamiento y no generan los recursos suficientes para liquidar su deuda. Sin embargo, en los últimos años, las empresas españolas han reducido su endeudamiento, está más aplacado, controlado. La crisis también ha servicio para fortalecer los recursos propios en las empresas.

♦ diarioabierto.es: ¿Qué consejo financiero le daría a quien prepara su plan de negocio para montar una nueva empresa y no tiene recursos propios para financiar su lanzamiento?
J.M.G.deL.: Que vaya como una hormiguita, paso a paso. Lo que no se puede es hacer grandes crecimientos a base de deuda. Si uno tiene una idea, debe estar convencido de ella, conocer su segmento de mercado, cómo operará en él, conocer las entrañas del negocio, tener pasión, vocación y entusiasmo; saber que a corto y medio plazo no te ganarás la vida como querrías, porque un negocio siempre es una apuesta, una inversión a largo plazo. Hay empresas familiares que, con ese proceso de capitalización, nacieron pequeñas y se han hecho grandes, como Inditex y Mercadona, a las que yo cito en mi libro. Son empresas que innovan, se esfuerzan por conocer al cliente, saben llegar a él… Así, al final, se convierten en referentes, y eso es lo que en su día hicieron Apple, Alphabet (Google), Amazon… A veces empezamos con sueño faraónicos y ya lo faraones no existen.

♦ diarioabierto.es: Usted destaca el éxito de las empresas protagonistas de la nueva economía (Amazon, Alphabet (Google), Apple, Facebook…) Cuando usted analiza en su libro sus modelos de negocio ¿aborda usted también la situación laboral de quienes participan en la cadena logística de Amazon o de quienes fabrican los productos de Apple en Asia?
J.M.G.deL.: No, yo entro en lo que gana cada empleado de Apple y en lo que factura la empresa. Muchas de estas empresas, y yo diría que todas las que pueden, buscan mano de obra en sitios baratos. Pero el mundo es así. Quizá en Occidente hemos encarecido tanto, tanto, tanto la mano de obra, lo que ha provocado la deslocalización o relocalización.

♦ diarioabierto.es: La patronal de la logística se ha quejado de que Amazon ha recurrido a vehículos de particulares para abaratar su logística, aun cuando según la normativa no son aptos para la realización de servicios de transporte de mercancías. ¿No deberían los accionistas de Amazon plantearse éticamente la responsabilidad social de su inversión, cuando no se están respetando derechos laborales y se está produciendo una competencia desleal?
J.M.G.deL.: Sin duda, en cualquier sector se habla de esto, muchos sectores están alterados en ese sentido, como la agricultura, la industria, las empresas con sus apps para reparto a domicilio… Lamentablemente, no lo hemos hecho mejor con nuestro modelo económico, productivo. Como no hemos sido capaces de crear aquí Silicon Valley, esto es lo que hay: low cost, bajos salarios, etc. En nuestro modelo económico, cada vez tenemos menos industria (11,2% del PIB), la hemos destruido, y nos hemos abocado a los servicios y al comercio de bajo valor añadido, hemos apostado por un turismo de muy baja calidad. Estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero en mi libro yo realizo un análisis desde el punto de vista económico, no social ni laboral.

José María Gay de Liébana.

♦ diarioabierto.es: ¿Me refiero a si usted escribe sobre inversión responsable y ética?
J.M.G.deL.: No, el libro no va en esta dirección, si bien hablo de inversión responsable, por ejemplo, en mis conferencias. En él hablo de cómo está funcionando la nueva economía, de la actual precariedad laboral, de la población en riesgo de exclusión social, que es el 26% de la población española, de que hoy tener un empleo no es sinónimo de no ser pobre… Hablo del entorno económico y de revolución tecnológica. Y esto irá a peor. Usted me plantea las condiciones laborales del mensajero de Amazon, pero en el momento que Amazon empiece a repartir con drones, este puesto desaparece. Perderemos mucha mano de obra debido a la automatización y la robotización.

♦ diarioabierto.es: En su libro, usted habla el éxito económico de las grandes corporaciones tecnológicas, aunque causen un impacto negativo en las personas y el medio ambiente. En diciembre, familias de 14 menores muertos por derrumbes en una mina de cobalto del Congo demandaron ante los tribunales estadounidenses contra a Apple, Google, Dell, Microsoft y Tesla, porque tenían «conocimiento concreto» de que el cobalto empleado en sus dispositivos procedía de empresas que utilizaban trabajo infantil forzado en condiciones peligrosas, siendo cómplices de ello. ¿Por qué no habla de ello en su libro?
J.M.G.deL.: Sí, conozco el caso perfectamente, pero no escribo sobre ello. Mi libro es un análisis económico y financiero, no un tratado de desigualdades. Eso se lo dejo al gran Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Apple fabrica en China porque la mano de obra allí es más barata, pero ya se está sustituyendo a los chinos por robots. En Japón, Uniqlo ya tiene una fábrica que sólo produce con robots.

♦ diarioabierto.es: En un momento de emergencia climática como el actual, la tecnología avanza a un ritmo exponencial al tiempo que lo hace también la basura tecnológica ¿Habla su libro de la fabricación con obsolescencia programada de empresas como Apple?
J.M.G.deL.: No, mi libro va en otra línea. No entro en este análisis más social que usted comenta.

♦ diarioabierto.es: De acuerdo, pero como usted habla de que a España le falta chispa porque no invierte en I+D, me planteo hasta qué punto nos interesa invertir en la I+D si al final creamos negocios que impactan negativamente en el medio ambiente y en el mundo laboral…
J.M.G.deL.: En mi libro no entro en eso. Entiendo que España ha perdido la oportunidad de avanzar en la industria tecnológica, nos hemos quedado desfasados.

♦ diarioabierto.es: Pues yo echo de menos ese análisis.
J.M.G.deL.: En este libro no entro en esas lecturas sociales ni medioambientales.

♦ diarioabierto.es: Usted lamenta que en España, en 2017, solo se dedicaran 14.052 millones de euros a I+D (1,20% del PIB), mientras que Corea del Sur, cuya industria tecnológica es especialmente potente, destinaba 52.493 millones (4,22% de su PIB). Y al presentar su libro, destacó la primera posición de este país asiático en el informe Pisa, pero también hizo referencia a que la tasa de suicidios infantiles en ese país es la más elevada. ¿Es esa la cara B de la nueva economía?
J.M.G.deL.: Creo que los chavales están sometidos a una presión fuerte, no pueden aguantar el estrés, hay una competitividad tremenda. El nivel de exigencia hace que los chavales entren en una situación de crisis, de frustración. En España también he conocido algunos casos. Habrá que estudiar cómo evitarlo.

♦ diarioabierto.es: Hablamos de las bondades de las nuevas tecnologías que fabrican las empresas de la nueva economía, ¿pero qué hay de los empleados que empiezan a sufrir tecnofatiga, tecnoadicción, tecnoansiedad e incluso tecnofobia?
J.M.G.deL.: Es cierto. Y en mi opinión, hemos perdido libertad. Hemos dejado de ser independientes, estamos todo el día enganchados al móvil. Vivimos un momento en el que entiendo haya personas que no lo puedan resistir.

⇒ diarioabierto.es: Una de sus pasiones es el fútbol y el Español su club predilecto. Y dijo que le gustaría escribir de nuevo un libro sobre el negocio del fútbol, ¿Podría avanzar su contenido?
J.M.G.deL.: Escribiré sobre las finanzas y el fútbol: las ligas europeas, los grandes clubes, el mercado durante los últimos dos, tres años, el precio de los futbolistas, los nuevos descubridores del fútbol francés…

♦ diarioabierto.es: El fútbol es un gran negocio…
J.M.G.deL.: Sí, es un buen negocio para los futbolistas y los agentes, pero para los clubes yo tengo mis dudas. El fútbol mueve mucho dinero, pero para la mano de obra, en este caso, el pie de obra.

♦ diarioabierto.es: Donde también hay mucho negocio es en las apuestas online y en los juegos online, los denomimados eSports.
J.M.G.deL.: Sí, esta es una nueva dimensión, que yo prácticamente no conozco pero que sé está pegando fuerte, sobre todo en Asia. Con las nuevas tecnologías, como la realidad virtual, los jóvenes quizá estén cada vez más enganchados a la pantalla. Por tanto, juegan menos al fútbol, lo disfrutan sin salir de su habitación, lo que supone un cambio de costumbres bastante radical.

♦ diarioabierto.es: Puesto que usted ha estudiado siempre la economía a partir del análisis económico financiero de las empresas tradicionales, y ahora analiza las empresas disruptivas, las de la nueva economía, ¿no se ha planteado en ese libro sobre fútbol analizar las finanzas del negocio que mueve en el mundo online?
J.M.G.deL.: De momento prefiero ver el fútbol en el estadio. Me gusta el más el fútbol real que el virtual. Yo prefiero ver el fútbol por las tardes, pero el fútbol es global y hemos de entender los actuales horarios, por el bien del fútbol, para que se generen ingresos y siga siendo competitivo.

 

Más información
Descargar aquí un fragmento del libro Revolución tecnológica y nueva economía
Seguir en Twitter a @DeLiebanaCOPE

¿Te ha parecido interesante?

(+1 puntos, 1 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.