Baja la tensión

11/02/2020

Josep M. Orta.

Tras la reunión de Pedro Sánchez con Joaquim Torra y la inminente constitución de una mesa de diálogo para abordar el problema catalán la tensión en Catalunya ha bajado de una manera considerable pese a la larga precampaña electoral que se avecina.

No es que de estas reuniones se esperen resultados espectaculares e inmediatos. Todos son conscientes que en estos momentos hay líneas rojas de cada parte que son inasumibles por la otra en estos momentos (con el tiempo Dios dirá) pero lo más significativo es que después de mucho tiempo de ignorarse por fin hay alguien en el otro lado de la mesa con quien poder negociar, cosa que evidentemente no ocurría con el gobierno de los populares y según parece por ambas partes hay la voluntad de buscar soluciones.

El gobierno del PSOE-Podemos es consciente que puede contar con una mayoría parlamentaria más o menos estable siempre y cuando cumpla los pactos adquiridos. También sabe que se encontrará una oposición vociferante y marrullera, acompañada por un altavoz mediático que indudablemente controla. Seguirán haciendo ruido pero a la hora de la verdad su “no a todo” puede llegar hasta cansar a sus huestes. Además puede pasar incluso que los llamados poderes fácticos les convenga más entenderse con quien manda que tratar de boicotearla. Ya pasó con el gobierno de Felipe González

De momento un primer paso para Catalunya sea encontrar una solución a los presos políticos y la propuesta de reformar el delito de sedición puede ser un primer paso.

También cabe pensar que algo se mueve en la justicia, las sentencias de los altos tribunales empiezan a dejar de ser unánimes e incluso algunos miembros del Tribunal Constitucional, según Europa Press, han denunciado la política del alto tribunal de admitir todos los recursos que se han presentado por el procés para dejarlos aparcados, como forma de impedir que los recurrentes lleven estos casos a la justicia europea. Es un escándalo y más cuando hay presos por en medio, cuyas causas tienen preferencia. Además los reveses europeos que ha tenido la justicia española en este tema pueden continuar, para mayor gloria de sus protagonistas.

Asimismo el alto Tribunal abordará el recurso sobre la ley mordaza, que se arrastra en sus despachos desde el 2015, pon no hablar de la ley del aborto pendiente de resolución desde el 2010. Por no hablar de la renovación de los altos cargos de la judicatura pendientes desde el 2018. Algo tendrán que inventa los socialistas para que la politizada justicia vuelva vuelva a merecer la confianza de los españoles.

De momento el nuevo gobierno transmite la sensación que afronta los problemas, algo que aunque algunos quiera ignorarlo, y viniendo de donde vinimos, ya es mucho.

¿Te ha parecido interesante?

(+6 puntos, 6 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.