A velocidad de crucero

14/02/2020

Maite Vázquez del Río.

El guión diseñado por Pedro Sánchez se va cumpliendo. Algunos pasos estaban más que descontados porque cada vez son más las protestas en las calles. Así a nadie sorprendió que la primera medida aprobada por el Consejo de Ministros de coalición fuera la subida de pensiones, tal y como se habían comprometido cuando aún era un Gobierno en funciones, del 0,9% y como segunda, la subida de los funcionarios.

Llevamos seis reuniones de Consejo de Ministros y pese a los malos augurios, no se ha producido ni una grieta. PSOE y Unidas Podemos van al unísono incluso en cuestiones de programa  e ideológicas que les separan. Desde aplaudir a los Reyes en la inauguración de la XIV Legislatura, a Cataluña o Venezuela. Se ha impuesto la cuestión de Estado por encima del interés de partido, y mi sentido común me dice que eso es bueno para los ciudadanos… de momento.

Recuerdo que una vez un secretario general de Empleo (socialista para más concreción) me decía que cuando gobierna la izquierda siempre son más los que salen a las calles a hacer públicas sus reivindicaciones. Se sienten más escuchados y, debe ser verdad, porque los pensionistas no han salido a hacer sus protestas hasta que gobernó el PSOE pese a que la subida del 0,25% venía de antes. Tampoco los agricultores pese a que las diferencias entre lo que venden sus productos y los precios con que los compran los consumidres se vienen acrecentando desde hace más de seis u ocho años.

También en este mes y medio de gobierno en coalición, con reunión para estrechar lazos entre los miembros del nuevo Gabinete incluida, el ámbito político lo han llenado de proclamas en favor de la no crispación y la mano tendida al principal partido de la oposición. Y en este último punto habría que hacer un paréntesis porque hasta el propio Pedro Sánchez parece querer «echar un cable» a Pablo Casado para contar con una oposición con la que poder hablar, dialogar y hasta alcanzar acuerdos de Estado. A cambio le ofrece poder desmarcarse de un cada vez más desaparecido Ciudadanos y un bronco y extremista Vox que ha intentando llevar la voz cantante y opacar las medidas políticas reales con propuestas tan increíbles como el «veto parental».

Pero además el Gobierno se ha empeñado en intentar solucionar el enquistado problema catalán, pese a todas las voces discordantes que piden mano dura y no diálogo como salida; judicializar (lo que hasta ahora se ha hecho sin solucionar nada) frente a dialogar y negociar. Veremos qué pasa. Y, entre tanto, los políticos vascos pidiendo que se cumpla lo acordado con la polémica ruptura de la caja única de la Seguridad Social como estrella invitada. Algo impensable hace tan solo un año. Veremos qué pasa. También Navarra pide lo suyo por la cuestión fronteriza con el País Vasco y todas las comunidades se han puesto en pie de guerra porque no se les va a devolver el IVA de 2018… Como telón de fondo de nuevo la financiación autonómica, que Sánchez se ha propuesto en esta Legislatura arreglar de una vez por todas, sin introducir parche tras parche como se venía haciendo hasta ahora por los gobiernos de turno. Veremos qué pasa.

Y en paralelo, las negociaciones con Bruselas sobre el déficit público y siendo la economía que más crece entre las grandes economías europeas ya sin Reino Unido como socio. Y las negociaciones de la PAC y el recorte de ayudas porque el dinero británico ya ha dejado de contribuir al presupuesto comunitario… Y las nuevas previsiones de crecimiento, compartidas con la Comisión Europea (1,6% de PIB previsto para este año) o las expectativas de crear 1,2 millones de empleo… y elaborar las nuevos Presupuestos Generales del Estado…

En fin que el nuevo Gobierno, por primera vez de coalición, ya va a velocidad de crucero.

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.