Una opción gastro para todo el día

21/02/2020

Carmela Díaz.

En la zona más animada de Chamberí (calle, Caracas 10), El Columpio es un clásico para los que buscan un respiro con aires provenzales y ambiente desenfadado. Un luminoso y amplio espacio abierto desde la hora del desayuno, con platos apetecibles a buen precio y una completa variedad para todos los momentos del día. Porque aquí se puede venir a desayunar, comer, merendar y cenar.

Su propuesta culinaria tiene una carta llena de aires mediterráneos, evidentes en platos como mejillón gallego a la marinera, tentáculos de calamar, pluma ibérica, lasaña de rabo de toro, verdinas con chipirón, etc. Algunos de los platos que no hay que dejar de probar: las croquetas de gambas al ajillo, sardinas con emulsión de naranjas, ajo blanco y almendras, tortilla vaga de camarones, tomate relleno de ensaladilla de gambas, guiso de judías, alcachofas y paletilla de jamón, steak tartar con salsa chipotle o las hamburguesas de sepia con mayonesa cítrica, un bocado original y muy ricas. Para el postre lo mejor es decantarse por un buen repertorio de tartas caseras que siempre se cuelan entre las mejores de Madrid, ensalada de fruta fresca, y clásicos como el brownie de chocolate o el tiramisú.

La oferta se completa con una carta de vinos corta, pero bien se más de 20 referencias de las principales DO de origen españolas. Cuentan con un apartado de cócteles que se clasifica en función del momento del día: unas más ligeras y con toques ácidos para el aperitivo, como Kir Royal, Clover Club o Pisco Sour; y unas segundas más dulzonas, como Planter Punch o Black Russian que son ideales para el afterwork.

El local es su punto fuerte, tanto por localización como por ambientación. Está dividido en tres ambientes. Por un lado, la zona de barra, de aire rústico, con utensilios y aperos tradicionales, mucha madera y vigas vistas en el techo. Por otro, el salón comedor y la barra de coctelería con aspecto más chic y sofisticado, de inspiración años 20 con lámparas retro, grandes espejos y sofás tapizados en terciopelo de colores intensos. Y para acabar, una zona chill out de ambiente más relajado e informal.

Lo mejor de El Columpio es acudir a disfrutar de sus cafés, tés, dulces y, sobre todo, de las tartas a cualquier hora del día en un ambiente colorido y amable. Además, el establecimiento es dog friendly, por lo que es perfecto para los amantes de los perritos. Siempre hay unos cuantos dispuestos a jugar contigo en cuanto les llamas la atención. Para los que buscan un brunch dominical también puede ser una buena opción. El Brunch by Café Oliver está disponible los domingos de 11:00h a 13.30h por 28 euros (18 euros para niños) e incluye bollería francesa, así como una selección de platos fríos y calientes.

¿Te ha parecido interesante?

(+8 puntos, 8 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.