Un retraso en el vuelo le cuestan 9.000€ y una oportunidad profesional

21/02/2020

diarioabierto.es. Una jugadora de golf reclama 10.200€ en concepto del premio que no pudo ganar al no poder llegar a tiempo al torneo, más la indemnización por salir el avión cinco horas más tarde. 

Llegar tarde a una reunión, perder un día de trabajo o la reserva de una noche de hotel son algunas de las consecuencias que sufren muchos pasajeros cuando se ven afectados por el retraso de un vuelo. Sin embargo, en ocasiones, las consecuencias son más graves. Éste es el caso de María, una jugadora de golf profesional que perdió la oportunidad de jugar un importante campeonato en Madrid.

Según la plataforma Reclamación de Vuelos, venía de jugar un torneo en Kenia en compañía de su caddie. Se disponían a volar a Madrid con Ethiopian Airlines, con algo de retraso, cuando, al despegar, el avión volvió a aterrizar. El piloto explicó que había un fallo técnico.

Al bajar del avión esperaron más de 5 horas en una sala. “Yo estaba todo el rato pendiente porque veía pasar las horas y tenía que llegar a Madrid, a la competición. Pero no había noticias”, cuenta María. Tras varias horas esperando, les volvieron a meter en el mismo avión, pero no pudo llegar a tiempo a la competición. “Cuando llegamos no podíamos jugar ya. Si tienes un pequeño retraso el primer día…pero con lo que nos pasó a nosotros te descalifican», explica.

El hecho de no participar en el campeonato le costó a María no sólo perder el prestigio que hubiera adquirido al ganarlo (el año pasado en esta misma prueba, celebrada en Pedreña, Santander, la demandante terminó tercera, y este mismo año en la prueba, celebrada en Burgos, primera), sino la pérdida del premio. El beneficio económico de éste podía ascender a la cantidad de 9.000 euros. La jugadora también perdió la oportunidad de conocer a nuevas marcas que le patrocinasen.

Por estos motivos la afectada se puso en contacto con Reclamación de vuelos. “Decidí poner una reclamación porque lo que me había pasado no había sido culpa mía. Hay aerolíneas que te lo ponen muy fácil, pero desde ésta, Ethiopian Airlines, no me decían nada”, explica. “No he tenido contacto con la aerolínea desde entonces, ni siquiera me enviaron un mail de disculpa”, critica María.

Cuando se produce una incidencia que provoca el retraso de un vuelo, el viajero tiene derecho a indemnización de hasta 600 euros más los gastos ocasionados. Desde Reclamación de vuelos recuerdan que existen dos leyes que protegen al pasajero por motivo de cancelación, retraso u overbooking:

  • 1.-el Reglamento 261/2004 de la UE que aplica a las aerolíneas de la Unión Europea y a todos los vuelos que salen de un país de la Unión Europea
  • y 2.-el Convenio de Montreal que se aplica los demás, además de las reclamaciones por equipaje perdido.

Según el Reglamento 261/2004 de la UE, en caso de que el pasajero sufra una cancelación o retraso de más de 3 horas al destino final, podrá reclamar:

  • 1.-Indemnización de 250€ a 600€, que varía en función de la distancia en vuelo hasta el destino final. Si el vuelo es de menos de 1.500 km tendrá derecho a 250€ de indemnización. Si la distancia es de 1.500 km a 3.5000 km, 400€. Si supera los 3.500 km, si es un vuelo comunitario, 400€, y si es extracomunitario, 600€ de indemnización.
  • 2.-Reembolso del billete comprado si no reprograman el vuelo de forma gratuita o el pasajero no desea aceptar la alternativa porque no le conviene. Si el viajero compra un nuevo vuelo para llegar a su destino, podrá exigir a la aerolínea que pague por el nuevo vuelo contratado (que generalmente es más caro debido a que su compra se realiza con muy poca antelación), en lugar del reembolso del primer vuelo.
  • y 3.-Gastos en los que se incurra o deje de disfrutar como daño y perjuicio: hoteles perdidos en destino o pagados por el afectado durante la espera, taxis, comidas en el aeropuerto o fuera de él, tours perdidos, días de vacaciones, reuniones de trabajo, alquiler de coche… En el caso de María, el gasto ocasionado sería la pérdida de la oportunidad de participar en el campeonato.

Por otro lado, el Convenio de Montreal, que rige los demás casos, no establece compensaciones automáticas, sino que es necesario probar el daño o perjuicio ocasionado en el vuelo. Desde la plataforma Reclamación de Vuelos apuntan que “las compensaciones según este convenio son similares al Reglamento de la UE ya que hay jurisprudencia al respecto”.

En Reclamación de Vuelos animan a usar sus servicios para reclamar a la aerolínea, ya que el 95% de las personas que inician el proceso por su cuenta desisten por los trámites, la burocracia y las dificultades que la aerolínea suele poner para cobrar la compensación.

De las 30.000 reclamaciones recibidas en la plataforma el año pasado, 16.000 se generaron por los retrasos de más de 3 horas en un vuelo, una cifra que duplica las que se hicieron por el mismo motivo en 2018.

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.