Palabras infectadas

11/03/2020

José María Triper.

Pudo ser una causalidad del subconsciente, pero la realidad es que mientras escuchaba la rueda de prensa del presidente del Gobierno me vino, de repente a la cabeza esa Parole parole, canción que cantaban a dúo Dalida y Alain Delon allá por 1972. Otra vez palabras, siempre palabras, las mismas palabras, decía la letra de Gianni Ferrio, y que hoy, casi medio siglo después, resume perfectamente la intervención y la trayectoria de Pedro Sánchez. Una sarta de palabras infectadas por un virus tan nocivo como el del coronavirus: la falta de credibilidad.

Porque el Presidente dedicó la mayor parte de su intervención al autobombo y la autoescusa, mientras sólo avanzaba pinceladas de ese plan de choque contra la epidemia en el que, dijo, llevan trabajando dos semanas, y del que sólo adelantó una línea de crédito para dar más liquidez a las empresas, aplazamiento -que no reducción de impuestos-, ayudas a la reducción de jornada y medidas de garantía del abastecimiento, además de la suspensión de los vuelos con Italia, los viajes del Imserso y los eventos masivos. Todo ello sin entrar en detalles del ¿cómo?, ¿dónde? y ¿para qué?

Medidas que, en todo caso, llegan tarde, y se producen después de semanas diciendo que España no era Italia y que no había una situación de alarma, en una repetición del proceder de gobierno de Rodríguez Zapatero negando la crisis económica de 2008 hasta colocarnos al borde de un rescate que evitó la intervención decidida del gobierno de Rajoy, aunque ahora no se reconozca.

Falta de credibilidad cuando habló de unas semanas de dificultad cuando menos de 24 horas después su ministro de Seguridad Social hablaba ya de meses, también cuando pidió trabajar “todos a una” a los partidos de la oposición con los que ni cuenta, ni ha contado para nada desde su llegada a La Moncloa y falta de credibilidad cuando se negó a asumir responsabilidades por autorizar las manifestaciones masivas del Día de la Mujer. La multiplicación de casos se produjo el lunes, argumentó, cuando la realidad es que desde el Ejecutivo se desatendieron las recomendaciones de las autoridades sanitarias de suspender esas movilizaciones, mientras algunas ministras acudían a la concentración de Madrid con guantes de látex y otros miembros del Gobierno, como el citado José Luis Escrivá excusaron su asistencia. ¿Precaución o conocimiento de un riesgo evidente que no se quiso evitar al resto de la población?

Excusas poco creíbles como es la minimización de las repercusiones de la epidemia sobre una economía que ya había entrado en desaceleración y que, al igual que hizo en su momento Zapatero, el ejecutivo de coalición socialpopulista  ni se mueve ni reaccione ante los informes de la OCDE que avanzan ya que la epidemia del coronavirus restará medio punto al crecimiento de la economía mundial, con caídas de ocho décimas en el PIB de China y una en el de EE UU, al tiempo que coloca a Europa al borde de la recesión.

Una recesión que Goldman Sachs asegura ya en Italia, coloca a Alemania en los umbrales de la misma y rebaja en cinco décimas, hasta el 1,3 por ciento, el crecimiento de la economía española con las dramáticas consecuencias que tan exiguo avance puede tener para el empleo. Previsiones más realistas que pesimistas que se unen al anuncio de la UNCTAD de una caída del 10 por ciento en las inversiones extranjeras directas, y al llamamiento del Banco Central Europeo pidiendo actuaciones urgentes y concertadas a los gobiernos de la UE para evitar una crisis como la de 2008.

De momento, el primer desaparecido en combate por esta vertiente económica de la epidemia del COVID-19 serán los presupuestos del Estado, que ni están ni ya se les espera. En círculos próximos a Moncloa confirman ya que trabajan con el escenario de mantener prorrogados un año más -y serán tres- los presupuestos de Montoro de 2018 y trabajar para poder aprobar unas cuentas nuevas para 2021, si es que las rencillas entre las distintas facciones del Gobierno y las consecuencias del coronavirus no lo impiden.

¿Te ha parecido interesante?

(+4 puntos, 4 votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.