La creación de O2-Virgin permitirá a Telefónica reducir deuda y aumentar liquidez

07/05/2020

Tania Juanes. La operadora que preside José María Álvarez-Pallete, reta a Vodafone en su mercado nacional.

El acuerdo para la creación de una empresa de telecomunicaciones a partir de la fusión de Virgin Media y O2 cambia el panorama del sector en Reino Unido, y también en Europa. La operadora que preside José María Álvarez-Pallete, reta a Vodafone en su mercado nacional con una compañía que será líder por cuotas y servicios, también en banda ancha con 46 millones de clientes. Analistas señalan que esta operación puede obliga a otras telecos a mover ficha, ya que sólo la nueva empresa y BT  están preparadas para realizar las ofertas convergentes fijo-móvil.

En la conferencia con analistas ha señalado que combinar O2, operador número uno de móvil en Reino Unido, con la red de banda ancha de alta capacidad y los servicios de entretenimiento de Virgin Media, es un punto de inflexión en ese país. Ha subrayado que se está creando un competidor fuerte y con capacidad financiera para invertir en infraestructuras digitales en Reino Unido, ofrecer más opciones a millones de consumidores, empresas y clientes del sector público. «Hoy se crea un operador líder convergente en Reino Unido, lo que es motivo de orgullo para ambos socios”.

La nueva O2-Virgin Media contará con una presidencia no ejecutiva rotatoria. El primer presidente será Mike Fries, CEO de Virgin Media. De igual forma, contará con un consejo de administración con ocho miembros, cuatro por cada uno de los socios. Todavía no está decidido quién formará parte del comité de dirección..

La que se perfila como la mayor operación corporativa de Telefónica tendrá también efectos positivos en la matriz española: consigue liquidez (recibirá 6.500  millones), reducir deuda y crear valor para sus accionistas. La joint venture distribuirá, periódicamente, el efectivo disponible a sus socios, aunque también para como realizar nuevas recapitalizaciones,

Las partes han acordado mecanismos de restricción a la transmisión de las acciones de a terceros, que tendrá una duración de hasta cinco años tras el cierre de la operación. A partir de ese momento, los socios podrán transmitir su participación a un tercero (con la opción de una colocación en Bolsa), sujeto a un derecho de adquisición preferente otorgado a favor del otro socio. Cada socio se reserva el derecho de iniciar una oferta pública de venta acciones (OPV) de la joint venture tras el tercer aniversario del cierre de la operación.

 

 

 

¿Te ha parecido interesante?

(Sin votos)

Cargando…

Aviso Legal
Esta es la opinión de los internautas, no de diarioabierto.es
No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Su direcciónn de e-mail no será publicada ni usada con fines publicitarios.